Edificio en construcción en Barcelona, el 28 de julio de 2015

La escalada de accidentes de trabajo acaba con la caída del absentismo

stop

Patronales y sindicatos, de nuevo a la greña

en Barcelona, 31 de octubre de 2015 (18:26 CET)

La crisis ha tenido algunos efectos aparentemente positivos. Para las empresas, uno de estos fue la bajada del absentismo laboral, el número de horas no trabajadas por empleado. Sin embargo, con la recuperación de la economía y la mejora del empleo, el absentismo ha vuelto a repuntar. Las causas son variadas, pero mirando a los datos, se observa una correlación con el incremento de los accidentes de trabajo con baja.

La definición más aceptada de absentismo, no compartida por los sindicatos, incluye las bajas médicas. Y la patronal catalana Foment del Treball ha apuntado al aumento de éstas como causa del incremento del absentismo. Por ello, pide más control sobre las incapacidades temporales y que se dé más poder a las mutuas para dar altas y bajas.

Según los datos oficiales recogidos por Foment, el absentismo creció en 2014 por primera vez desde 2008, pasando del 4,1% de horas no trabajadas al 4,4%. Sin embargo, el no justificado sólo subía de 2,6 a 2,7 horas no trabajadas por trabajador en todo el año. Por lo que respecta a las bajas médicas, subieron a casi 4 horas anuales por trabajador, hasta 47,7 (equivalentes a seis jornadas de 8 horas).

Discrepancias

Los datos son preocupantes para la patronal catalana, que lamenta que el absentismo vuelva a repuntar y ve fraude en parte de estas incapacidades  temporales. Pero también son preocupantes para los sindicatos, aunque desde el punto de vista contrario.

Para empezar, las centrales sindicales rechazan la definición de las patronales de absentismo y recuerdan la definición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): son solo las horas no trabajadas injustificadamente. Como hemos visto, menos de 3 horas por trabajador y año.

Los factores, según los sindicatos

CCOO y la UGT también rechazan que durante la crisis bajara el absentismo porque hubiera menos fraude. Los sindicatos apuntan a 2 factores: por un lado, la pérdida de empleo, mucho más pronunciada, en el sector con más accidentes (la construcción). Al perder peso entre el número de afiliados a la Seguridad Social, hizo bajar el absentismo.

Por otro lado, bajó por el miedo a estar de baja a causa de las reformas laborales del PP, que ponían la ausencia por baja como causa de despido objetivo. Esto hizo aumentar el "presentismo" o, como suele decirse, calentar la silla. Este argumento contrasta con el incremento de la productividad en España en los últimos años, aunque España sigue siendo de los países europeos en los que más se trabaja pero menos se produce por hora.

424.000 accidentes con baja en 2014

Más allá de la batalla entre sindicatos y patronales, los datos apuntan claramente al incremento de los accidentes de trabajo. En 2014 hubo 424.000 accidentes de trabajo con baja en España, 20.000 más que en 2013, y sigue subiendo en los meses que llevamos de 2015, según datos del ministerio de Empleo. Parte de este aumento puede atribuirse al incremento del empleo, pero no totalmente.

Para poder ver el número de accidentes en las mismas condiciones de ocupación, el ministerio de Empleo calcula el índice de incidencia, que mide el número de accidentes por cada 100.000 trabajadores. En 2014 fue de 3.111, 100 más que en 2013 y 160 más que en 2012. En 2015 también sigue al alza.

¿A qué se debe este incremento? Por un  lado, al crecimiento del empleo en la construcción, pero lo cierto es que el índice de accidentes se incrementa en todos los sectores y en la gran mayoría de los subsectores registrados. Los sindicatos lo tienen claro y desde CCOO denuncian que, a causa de la crisis, muchas empresas han recortado la prevención de riesgos laborales, y siguen sin invertir en ello.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad