La facturación del Port de Barcelona se encalla

stop

RESULTADOS SEMESTRALES

Carla Salvadó, directora de márketing y cruceros, junto a Sixte Cambra, presidente del puerto

21 de julio de 2011 (14:14 CET)

La reducción de las tarifas del 2011 ha sido la causa principal de que la facturación del Port de Barcelona se estabilice respecto al 2009 con ingresos este primer semestre de 81,8 millones de euros. Todo ello, pese al incremento general en el tráfico el 8%, según datos ofrecidos por el presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra.

Este primer semestre han aumentado principalmente el tráfico de contenedores y la exportación el 18% respectivamente. Asimismo, el tráfico de vehículos ha crecido el 15%, el de pasajeros el 9% y el de cruceros el 11%. Este último, influido sobre todo por el aumento de turistas los meses de temporada baja con más de un millón entre enero y febrero.

Puerto exportador


Por primera vez, el Port de Barcelona registra una mayor exportación que importación de productos siendo China el principal país de intercambio en el tráfico de contenedores. “Uno de cada cuatro contenedores que pasan por Barcelona tienen China como origen o destino”, según ha subrayado Cambra. El país asiático ha aumentado su tráfico el 13% lo que significa un total de 195.048 TEUs – cada TEU es un contenedor de 20 pies –. Le sigue después Argelia, con un crecimiento del 49%; y Turquía, con un incremento del 44%.

Este comportamiento internacional del Port de Barcelona “refleja el dinamismo y volatilidad del comercio internacional. Por ello desde el Port seguimos haciendo esfuerzos por inaugurar nuevas líneas internacionales”, en palabras del presidente Cambra. También, ha explicado que dos factores de crecimiento importantes son las exportaciones y el turismo que “han mejorado su comportamiento”.

Accesos del Moll Prat

Sobre la licitación de los accesos viarios y ferroviarios interiores del Moll Prat, desde el Port de Barcelona hasta la Zona Franca, Cambra ha remarcado que “a mediados de 2012 está previsto que comiencen las operaciones” y ha asegurado que estos accesos serán “provisionales”.

La conexión ferroviaria irá a cargo de AIF mientras que el coste de traslado y derribo de una nave situada en la parcela que hay que atravesar del Consorci de la Zona Franca correrá a cargo del Port y del Consorci. El coste todavía no está definido, girará en torno a los 10 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad