La Fiscalía se aviene a negociar un pacto con los Sanahuja

stop

JUICIO POR FRAUDE

Román Sanahuja, de Sacresa.

Barcelona, 15 de diciembre de 2014 (23:15 CET)

Los Sanahuja ganan tiempo en los juzgados de Barcelona. Los abogados de la familia propietaria de Sacresa han logrado abrir negociaciones con la Fiscalía y la Abogacía del Estado para resolver con un pacto la causa abierta por irregularidades en una promoción inmobiliaria. El magistrado del juzgado penal 25 ha suspendido la sesión prevista para este martes mientras las partes acaban de tejer el acuerdo.

El Ministerio Público pide dos años y medio de prisión para el cabeza de familia y uno de sus hijos, Román Sanahuja Escofet por un delito contra la Hacienda Pública y otro de falsificación continuada de documento mercantil.

Valencia Park, en el ojo del huracán

La causa se centra en una promoción de 135 viviendas, garajes y locales en Salou. El fiscal jefe de Delitos Económicos, Pedro Ariche, acusa a la empresa Valencia Park Siglo XXI, firma controlada por Sacresa, de urdir una estrategia para defraudar 200.000 euros mediante facturas falsas con las que reducir el impuesto de sociedades de 2003.

El caso también afecta al administrador de Valencia Park, Enrique Viñas, a quien también se pide la misma pena. Además, también están acusados en calidad de cooperadores necesariosManuel y María Luisa Naval Borrel, los autónomos que remitían las facturas falsas. En total, se solicita una multa de 500.000 euros a cada uno y una responsabilidad civil de 216.000 euros para indemnizar al erario público.

Las negociaciones

Fiscalía, Abogacía del Estado y el abogado de los Sanahuja deben sentarse a negociar los pormenores del acuerdo. Generalmente, los pactos acostumbran a centrar toda la responsabilidad penal en uno de los acusados. La situación es especialmente delicada para el patriarca del clan, Román Sanahuja, ya que sobre él ya pesa una pena de un año de prisión por el caso Can Domenge en Palma y, por tanto, una segunda pena lo llevaría directamente a la cárcel.

Además los Sanahuja tienen varias causas abiertas. Por un lado, el propio fiscal Pedro Ariche tiene otro caso muy similar: unas irregularidades en una promoción inmobiliarias por un fraude fiscal de 750.000 euros. Además, el fiscal Ricardo Sanz-Gadea ha solicitado cuatro años de prisión para Román Sanahuja; su esposa, Ana María Escofet; y dos hijos, Javier y Juan Manuel, por un fraude fiscal de grandes dimensiones: 15 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad