La Generalitat cree que es "excesivo" reservar un 30% de ayudas para los ganaderos ecológicos

stop

CAMP

12 de octubre de 2011 (17:46 CET)

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Catalunya, Josep Maria Pelegrí, ha criticado este miércoles la reforma de la política agraria común (PAC) que propone la Comisión Europea para después del 2013.

Pelegrí ha reclamado aplazar su puesta en marcha hasta que se compruebe el impacto en el sector, y a la vez ha considerado "excesivo" reservar un 30% de las ayudas a los agricultores que hagan buenas prácticas medioambientales.

"Nos parece incierto y esta incertidumbre nos provoca preocupación", ha reconocido en declaraciones a la prensa en Bruselas, después de reclamar una "prórroga" para el actual PAC que garantice que la reforma no entrará en vigor en la fecha prevista, el 2014, sino cuando se hagan estudios de impacto sobre todos los cambios propuestos.

Pelegrí ha lamentado que el presupuesto que la UE prevé reservar para la PEC para el periodo 2014-2020, en torno a un 7% menos del actual ejercicio, sea "insuficiente" para afrontar los objetivos de seguridad alimentaria y renta justa para los agricultores que fija esta política.

Las pérdidas del sector

A pesar de que no ha valorado los cálculos de los agricultores catalanes, que hablan de 170 millones en pérdidas por la reforma, Pelegrí ha pedido prudencia hasta tener estudios creíbles que evalúen el impacto.

Entre las preocupaciones para Catalunya también figura la idea de estipular un pago base o "tarifa plana" para reequilibrar el reparto de las ayudas directas que perciben los productores europeos, hecho que en principio perjudicará los antiguos estados miembro, como es el caso de España.

Pelegrí ha señalado que "no está clara la base territorial" que determinará el ajuste para una ayuda más uniforme, de manera progresiva hasta llegar en el 2019 a una cifra igual para todos los agricultores de un sector o región.

El consejero también ha considerado "excesivo" que Bruselas pretenda reservar un 30% de las ayudas a los agricultores y ganaderos que hagan determinados esfuerzos medioambientales, como el barbecho ecológico o los pastos permanentes.

Proteccionismo

Otras reclamaciones de Catalunya apuntan a la competitividad para "no permitir la entrada de fuera de la UE de productos que no cumplen los mismos procedimientos" que los comunitarios, porque menguaría la competitividad de los europeos y aumentaría las desigualdades.

También ha pedido que la "regionalización" que defiende Bruselas permita a diferentes comunidades autónomas o territorios homogéneos unirse para gestionar la PAC y ha dejado clara su oposición sobre el "café para todo el mundo" que, según su opinión, podría plantear esta reforma. "Europa no es igual. Es diversa y tiene que tener en cuenta estas diferencias territoriales", ha dicho.

Finalmente, ha hecho un llamamiento a la unidad de Catalunya para defender los intereses de sus agricultores y ha pedido "responsabilidad" política en el ámbito estatal porque el Gobierno que salga de las próximas elecciones generales actúe con "exigencia" y "contundencia" para defender una PAC "eficaz".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad