La Generalitat subvenciona el desarrollo de dos nuevos motores de Nissan

stop

SECTOR AUTOMOVILÍSTICO

Interior de la factoría de Nissan de la Zona Franca / EFE

en Barcelona, 19 de mayo de 2015 (21:48 CET)

La Generalitat subvenciona el desarrollo de dos nuevos motores de Nissan en su centro de innovación de Barcelona. La administración entregó tres millones de euros entre este año y el 2014 para la puesta en marcha del proyecto. El secretario de Empresa i Ocupació, Xavier Gibert, asegura que se ha valorado la apuesta por la innovación y el esfuerzo que la propia firma ha hecho por ser competitiva en los últimos años.

El centro de innovación de Nissan en Barcelona, donde trabajan 320 ingenieros, está dedicado a los modelos diesel. Es el segundo laboratorio que la compañía tiene en Europa (el primero se encuentra ubicado en Reino Unido). El primer motor es el K9K, que se incluye en los modelos Qashqai, NV2000 y Pulsar. El segundo es el M9T que se incluirá en la nueva pick-up de la compañía, cuya producción en Barcelona fue confirmada hace algunos meses por la dirección de la firma en Japón. 

Mejora de competitividad

"Se trata de un proyecto de mejora de la competitividad de los motores diesel", apuntan fuentes de la compañía. Aseguran que la investigación se centra en alargar la vida útil de los vehículos. "Es ir un paso más allá, que no se puedan ver afectados por nuevas normativas que aparezcan", especifican.

La compañía asegura que el trabajo que se realiza en el centro de innovación es vital. "Todos los motores de vehículos diesel de la firma pasan por estas oficinas", aseguran.

Espaldarazo a la compañía 

La filial de la compañía japonesa en Barcelona recibió hace unos meses un espaldarazo que garantiza la producción y el empleo. La dirección encargó la fabricación de un nuevo modelo, un todo camino (pick up) que venderán las marcas Mercedes y Renault. La petición incrementará por encima de las 120.000 unidades el nivel de producción actual del centro.

Conseguir el encargo era crucial para la factoría catalana. La desventaja competitiva frente a otras fábricas del grupo llegó a poner en peligro la continuidad de sus instalaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad