La industria catalana se recuperó en 2013 impulsada por la automoción

stop

La actividad del sector vuelve a crecer mientras sigue destruyendo empleo

El interior de la factoría de Seat en Martorell (Barcelona) | SEAT

16 de junio de 2014 (19:06 CET)

La actividad industrial catalana salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en 2013. Una recuperación determinante para encarar el cambio de tendencia en el conjunto de la economía. Después de dos años de caídas, el sector volvió a crecer un 1%. Principalmente por la automoción, que aumentó un 17% y aceleró el proceso de recuperación.

El crecimiento contrasta con la caída a nivel estatal (-1,3%) y de la zona euro (-0,7%), tal y como ha destacado este lunes el departamento de Empresa y Empleo en su informe anual de la industrial de Catalunya 2013.

Crece la inversión

La inversión industrial creció el 1,4%, el 5,1% en el caso de la extranjera. Además, la inversión catalana en el mercado internacional creció un 82% en el último ejercicio, el mejor dato de los últimos cinco años.

Un cúmulo de signos positivos que influyó en la confianza de los empresarios. El Indicador de Clima Industrial (ICI) aumentó cuatro puntos porcentuales. Pero todo ello no se ha traducido en un incremento del empleo, que ha seguido descendiendo en el sector.

Digitalización y externalización


El primer trimestre de 2014, la ocupación en el sector descendió un 5% respecto al mismo periodo de 2013.

El secretario de empresa y competitividad, Pere Torres, ha sostenido que la reducción de empleo es consecuencia de un cambio de tendencia global centrado en la digitalización o la externalización, que hace que las empresas necesiten menos trabajadores que hace unos años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad