La industria farmacéutica perderá 5.000 empleos

stop

Muchas empresas farmacéuticas entrarán en pérdidas y algunas de ellas se verán obligadas a cesar su actividad en nuestro país

08 de noviembre de 2010 (17:32 CET)

En 2010 y en los siguientes ejercicios, muchas empresas farmacéuticas entrarán en pérdidas y algunas de ellas se verán obligadas a cesar su actividad en nuestro país no por problemas de ineficiencia empresarial sino porque no podrán absorber vía costes unas reducciones de ingresos como las que supondrán la aplicación de los ultimos Reales Decretos-Leyes del Gobierno. Así de claro lo matizó Humberto Arnés, director general de Farmaindustria en la Escuela de Negocios IESE en Barcelona.

“El total de empleos que se perderán en la industria farmacéutica alcanzará los 5.000 puestos de trabajo, que se incrementarán en 15.000 empleos adicionales en el resto de sectores. A su vez, fruto de los menores ingresos y de la incertidumbre sobre la credibilidad del marco regulador farmacéutico español, la inversión en I D farmacéutica se reducirá en España en unos 300 millones de euros al año durante los próximos 5 años”, manifestó.

En especial se refirió a que se trata de un sector económico de alta productividad (un 105% superior a la media de sectores industriales manufactureros); muy competitivo en los mercados internacionales (las exportaciones de productos farmacéuticos realizadas desde España han aumentado un 50% en los últimos 5 años); fuente de empleo cualificado de muy alta calidad (prácticamente la mitad de los empleados de las empresas tienen estudios universitarios, con alto nivel de empleo femenino y baja temporalidad); motor de la inversión en I D industrial en España (con una inversión anual de más de 1.000 millones de euros, lo que representa casi el 20% de toda la I D industrial española y le convierte en líder absoluto en inversión en I D en nuestro país); y un sector generador de fuertes efectos positivos en otros sectores económicos (además de generar directamente 40.000 empleos en España, su capacidad de generación de empleo indirecto e inducido es grande: 4 empleos indirectos e inducidos generados en España por cada empleado de la industria farmacéutica).

En resumen, la industria farmacéutica es un ejemplo de sector industrial moderno, dinámico, de alta productividad, muy competitivo en los mercados internacionales cuyo desarrollo local contribuiría en gran medida a apuntalar las bases del nuevo modelo productivo que necesita España para afrontar con garantías de éxito el reto del crecimiento económico durante las próximas décadas”, concluyó.

Sólo con la colaboración y el compromiso de las instituciones y poderes públicos será posible devolver la confianza en el mercado farmacéutico español. Es todo lo que dijo el director general de Farmaindustria. No seré yo quien haga literatura sobre tanta contundencia. Seguro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad