La juez aprueba el plan de liquidación de Viajes Marsans

stop

El patrimonio de la compañía turística sólo cubrirá las deudas con los trabajadores, la Seguridad Social y los gastos del proceso

Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán

26 de abril de 2011 (14:04 CET)

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha aprobado el plan de liquidación de Viajes Marsans presentado por la administración concursal. Según el auto, dictado el pasado 11 de abril, sólo se podrán pagar las deudas contraídas con los trabajadores, las Seguridad Social y los gastos del proceso. La juez Ana María Gallego concluye que "no ha lugar a efectuar previsión alguna sobre la autorización del pago de créditos concursados" a los 11.409 acreedores de la compañía porque "todo el producto de la liquidación se destinará, insuficiente, al pago de créditos contra la masa".

Estos créditos contra la masa incluyen los costes de la propia liquidación, los gastos del procedimiento, los salarios e indemnizaciones a los trabajadores (2,25 millones de euros) y las cotizaciones a la Seguridad Social, según el auto. Gallego también da luz verde al calendario de liquidación de los activos propuesto por los administradores.

Se contempla la venta de los lotes de bienes (mobiliario, vehículos y equipos informáticos) en tres fases sucesivas: la venta directa, la subasta judicial o, en caso de que no se adjudiquen por estas vías, su destrucción. En cuanto a los inmuebles, se considera que carecen de valor para el concurso. La compañía turística creada por Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual sólo es propietaria de dos inmuebles (dos naves) y tiene también cerca de 140 locales alquilados por todo el territorio español, cuyos contratos de arrendamiento están pendientes de resolver.

Compradores

La administración concursal publicará el listado de bienes a subastar cuando el plan de liquidación sea firme. Y es que aún se puede presentar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid en cinco días, aunque su resolución no suspenderá la liquidación. Entonces, los compradores tendrán un plazo de 15 días para informarse de los bienes a la venta y de cinco días más para presentar sus ofertas. En caso de que se igualen, se subastarán.

Viajes Marsans tiene un déficit patrimonial de 271 millones de euros (373 millones si se tienen en cuenta sus participadas Viajes Crisol, Tiempo Libre y Rural Tours), ya que cuenta con un pasivo de 552 millones, frente a un activo de 281 millones de euros. La juez acepta la consideración de la administración concursal de que las marcas, los dominios de Internet y las inversiones financieras de Viajes Marsans no pueden ser adjudicadas porque "carecen de valor".

Por último, los administradores piden la rescisión de varias operaciones realizadas por los responsables de Posibilitum cuando aún gestionaban Viajes Marsans y que se hicieron en contra de los intereses de los acreedores, según su consideración. El 10 de junio de 2010, Viajes Marsans presentó concurso voluntario de acreedores al mismo tiempo que anunciaba la venta del 100% del grupo a la sociedad Posibilitum Business, del empresario Ángel del Cabo, que fue posteriormente apartada de la gestión de la empresa por la juez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad