La juez imputa al matrimonio Godia y Torreblanca

stop

JUDICIAL

01 de julio de 2013 (18:04 CET)

Liliana Godia y Manuel Torreblanca deberán responder ante la justicia. Lo harán el próximo 23 de julio ante la titular del juzgado de instrucción número 25 de Barcelona, Rocío Pérez. La magistrada ha imputado a la pareja, que conforma una de las principales fortunas de Catalunya, por un presunto fraude fiscal de 5,7 millones de euros.

La magistrada ha tomado la decisión después de recibir la semana pasada una querella de la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona. El informe acusa a la pareja de “burlar sistemáticamente” el pago de impuestos. En total, contabiliza 14 delitos.

La querella


La querella asegura que tanto Godia como Torreblanca se sirvieron de empresas vinculadas a la pareja para hacer pasar gastos “estrictamente personales y familiares” de enorme cuantía por inversiones necesarias de sus empresas. “Todos esos gastos estrictamente personales y familiares pagados por las tres sociedades constituían rendimientos de capital mobiliario en especie percibidos por Liliana Godia Guardiola y, como tales, debían tributar en su IRPF”, asegura el documento.

La acusación va un paso más allá y asegura que no sólo se dejó de tributar por el IRPF, sino que además sus sociedades pudieron adelgazar su propia carga tributaria por Impuesto sobre Sociedades e IVA.

Respuesta

La fiscal relata que, entre 2007 y 2011, BCN Godia, Barcel Euro y Doplette SL sufragaron los gastos personales de Liliana y su esposo, como el mantenimiento de sus viviendas, las retribuciones del chófer, el alquiler de aviones privados y de embarcaciones, entre otros.

El mismo día de hacerse pública la querella, Liliana Godia y su marido emitieron un comunicado en el que negaron haber cometido delito alguno. En el documento, reprocharon a Hacienda que no les hubiera informado ni les hubiera dado la oportunidad de presentar alegaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad