La Justicia archiva las denuncias contra Sánchez Gordillo

stop

Las causas investigaban su actuación en un piquete en un instituto de educación secundaria en Sevilla y en un supermercado

Sánchez Gordillo. EUROPA PRESS

07 de febrero de 2013 (19:02 CET)

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha archivado dos causas abiertas contra el parlamentario andaluz de IU y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, a raíz de su actuación como piquete informativo durante la huelga general del día 29 de marzo de 2012.

En dos autos distintos, a los que ha tenido acceso Europa Press, el Alto Tribunal andaluz archiva sendas causas contra Juan Manuel Sánchez Gordillo por sus actuaciones como piquete en un instituto de educación secundaria de El Rubio (Sevilla) y en un supermercado, una oficina de la Diputación de Sevilla, una oficina de empleo, una finca y una tienda de la localidad sevillana de Estepa.

Recorrido

Así, el 29 de marzo de 2012 el parlamentario andaluz "lideró" un piquete que recorrió diversos establecimientos del municipio de Estepa hasta que concluyó uniéndose a otro piquete liderado por el sindicalista Antonio P.C. Estuvieron acompañados en todo el recorrido por la Guardia Civil a fin de "prevenir eventuales incidentes".

En primer lugar, ambos piquetes acudieron a la oficina del Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef) de la Diputación, donde el alcalde de Marinaleda indicó a su responsable que "no abandonaría la misma mientras no cerrase la oficina". El responsable de la institución accedió a su petición. Todo ello, mientras algunos miembros del piquete "afeaban la conducta de quienes estaban trabajando allí, llamándolos esquiroles".

Sin amenazas

Tras ello, ambos piquetes acudieron a un comercio de confección y un total de diez personas entraron en el local manifestando que "iban a comprar, aunque se les había olvidado el dinero" y que "detrás venía más gente". La empleada "se sintió algo asustada, pero no amenazada ni coaccionada", y manifestó a los guardias civiles que cerraría el local.

También acudió a una oficina de empleo, que cerró, y a una finca, cuyo gerente le dijo que "se encontraban desempeñando servicios mínimos". El piquete permaneció en el exterior durante más de una hora, marchándose finalmente "sin más incidentes".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad