La justicia de Barcelona ignora a Clesa y prosigue con la venta de Cacaolat 

stop

CONCURSO DE ACREEDORES

Concentración de empleados de Cacaolat

08 de julio de 2011 (14:44 CET)

La justicia barcelonesa no se ha arrugado ante la petición de los administradores concursales de Clesa y proseguirá con la venta de Cacaolat. Según informa Europa Press citando fuentes judiciales, el magistrado de la sala 6 de lo Mercantil considera que el expediente está “muy avanzado” en la capital catalana y proseguirá con la venta de la compañía de batidos. Asimismo, la oferta de Vichy Catalán es la única que se ha puesto encima de la mesa hasta la fecha. La gran apuesta del Govern catalán para que la emblemática compañía se quede en Catalunya.

Tras la petición de Clesa de trasladar el expediente a la capital española, el juez de Madrid envió por fax un avance del requerimiento a los juzgados catalanes. Parece ser que el documento no ha tenido demasiado impacto en la Ciudad de la Justicia. El magistrado barcelonés ha manifestado que hasta que no llegue el requerimiento formal de Madrid no informará a los administradores concursales de la petición. A su vez, estos dispondrán de un tiempo para aceptar o presentar argumentos en contra del traslado.

Un calendario que propicia que cuando se tome la decisión, Cacaolat ya esté en manos de otra empresa, ya que el plazo para presentar ofertas expira esta semana. De hecho, el magistrado ha convocado el lunes una reunión entre todas las partes implicadas en el proceso para informarles de que no se para la operación. Con las condiciones actuales, un solo postor en escena, se espera una adjudicación sencilla de la empresa de Nueva Rumasa y un cambio de manos tranquilo. Vichy Catalán ya ha informado de que no habrán despidos en Cacaolat y se ha comprometido a mantener la viabilidad del grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad