La justicia europea ratifica la multa de 1.060 millones a Intel por abuso de poder

stop

El Tribunal de la UE desestima el recurso presentado por la compañía para evitar la sanción millonaria

12 de junio de 2014 (11:33 CET)

Intel no se librará de pagar una multa millonaria por abusar de su posición dominante para expulsar a competidores del mercado de microprocesadores. La justicia europea ha ratificado la sanción que le impuso la Comisión Europea en 2009 y que asciende a 1.060 millones de euros.

El Tribunal de la UE ha desestimado el recurso que había interpuesto Intel para evitar abonar dicha cantidad. Es la mayor multa de la historia que impone el Ejecutivo comunitario a una empresa. Los motivos de dicha sanción radican en las prácticas ilegales que había realizado Intel, tales como fuertes descuentos o pagos a fabricantes, para hacerse con el control del mercado y quitarse de en medio a los rivales.

Incluso la compañía llegó a pagar a cadenas como Media Markt para que sólo vendiera ordenadores equipados con los microprocesadores Intel. “Ninguna de las alegaciones formuladas por Intel permite concluir que la multa impuesta sea desproporcionada”, subraya el Tribunal. Así, ratifica dicha sanción a la que, finalmente, no podrá escapar la multinacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad