La justicia investiga si la joyería Rabat blanqueaba capital

stop

TRIBUNALES

Esteve Rabat (derecha) con su abogado, en la puerta de la joyería de Barcelona

18 de octubre de 2012 (20:58 CET)

El titular del juzgado de instrucción 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, ha abierto una investigación sobre la joyería Rabat de Barcelona ante posibles delitos fiscales y blanqueo de capitales.

El magistrado ha aceptado la petición del fiscal anticorrupción, Emilio Sánchez-Ulled, de abrir una pieza separada al margen de la investigación en marcha sobre una trama de tráfico de drogas que implica a altos cargos policiales --Mossos d'Esquadra, policías nacionales y guardias civiles-- conocida como caso Macedonia.

Registro en febrero

Dentro de las indagaciones de este complejo caso, el juez registró en febrero la joyería siguiendo el rastro de 46 relojes de alta gama comprados en el establecimiento por el confidente policial y presunto narcotraficante Manuel Gutiérrez Carbajo. Un informe de la unidad de asuntos internos de la Policía Nacional reveló que como mínimo dos piezas acabaron en manos de policías implicados en la trama.

Según han explicado fuentes judiciales, las investigaciones sobre esta trama han revelado indicios de que la joyería podría haber cometido delitos fiscales y blanqueado capital a través otros clientes al margen de las conocidas ventas a Carbajo y del caso Macedonia.

Información al disco duro

En aquel registro de febrero, la Policía Nacional copió los discos duros del programa informático de la joyería para indagar quiénes habían recibido los relojes comprados por Carbajo, que está imputado por tráfico de drogas y delitos contra la administración pública.

Según el juez, el confidente acompañaba a la joyería "varios amigos suyos pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía (CNP) con el fin de que estos adquirieran a un precio más bajo ciertos relojes" gracias al hecho que disfrutaba de descuentos, hecho que podría significar un caso de soborno.

Al cruzar datos, el magistrado ha concluido que la información proporcionada por Rabat no coincide con la obtenida en el registro, y que la joyería minimizó el descuento que le hacían al narcotraficante "desconociéndose el motivo de esto". La joyería estaría incumpliendo obligaciones de información tributaria al no comunicar a Hacienda las operaciones relacionadas con Carbajo que superan los 3.005 euros en un año, según Aguirre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad