La justicia tumba el tercer grado a dos presidentes de los ferrocarriles catalanes

stop

JUDICIAL

04 de octubre de 2013 (14:50 CET)

La justicia catalana ha tumbado el tercer grado penitenciario concedido a dos ex presidentes de los ferrocarriles catalanes. Los ex altos cargos de la Generalitat han sido sentenciados a cumplir cuatro años de cárcel y a devolver 2,7 millones de euros.

Los ex presidentes de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, Enric Roig y Antoni Herce, ingresaron en la prisión de Quatre Camins el pasado mayo. No obstante, dos meses después el servicio de clasificación de la Dirección General de Serveis Penitenciaris de la Generalitat les concedió la semil-ibertad gracias al tercer grado penitenciario.

Recurso

La Generalitat afirmó que se les concedía ese beneficio porque eran delincuentes sin reincidencia y que tenían interés en resarcir económicamente el delito cometido. La Fiscalía Provincial de Barcelona recurrió pocas semanas después la decisión ante el juzgado de vigilancia penitenciaria.

Finalmente, el tribunal de vigilancia penitenciaria número 6 ha aceptado la petición al considerar que, si bien existen aspectos favorables a los culpables --carecen de antecedentes penales, disponen de vinculación familiar y predisposición a satisfacer la responsabilidad civil--, no es menos cierto que existen circunstancias negativas.

“Además de la escasa fracción de condena cumplida, los informes reflejan de forma manifiesta el afán de lucro como base de la etiología del delito”, indica el auto. Así, concluye que “no puede de ninguna de las formas pasarse por alto la naturaleza de la infracción criminal perpetrada y de manera muy especial la pena impuesta”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad