La liberalización a medida de Enel repele a Gas Natural en Italia

stop

La compañía española contrata a Rothschild para estudiar su futuro en el país transalpino, con la venta como principal opción

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni. EFE/EPA/ANGELO CARCONI

Barcelona, 07 de febrero de 2017 (12:11 CET)

Mientras intenta resolver su situación en Colombia, Gas Natural Fenosa tiene un nuevo frente abierto: Italia. La compañía presidida por Isidro Fainé ha encargado a Rothschild el estudio de su futuro en el país transalpino tras la reforma que prepara su gobierno, y una de las principales opciones es abandonar el país.  

El gobierno de Paolo Gentiloni prepara una especie de liberalización del mercado energético, con la reducción a 177 las concesiones –por zonas– y la designación de un comisario en cada zona que se encargará de dar la licencia. Fuentes del sector calificaron la reforma como "a medida" de Enel, el gigante del sector en Italia, que además, es público.  

Gas Natural, en cambio, es allí un operador pequeño, con menos de 450.000 clientes. Con este volumen, la compañía española quiere ver si es rentable seguir en el país y batallar por cada una de las zonas con gigantes como Enel o es preferible salir. Y con este objetivo ha contratado a Rothschild, según adelantó Reuters y confirmaron fuentes de la energética española.  

En el estudio de la situación en Italia, Rothschild ha valorado los activos de Gas Natural en el país en entre 600 y 700 millones de euros. La compañía presidida por Isidro Fainé tiene allí dos comercializadoras de gas y electricidad, así como una planta de regasificación y 7.000 kilómetros de tuberías.  

La compañía explicó que está analizando todas las posibilidades y aclaró que la venta sólo es una de ellas. Sin embargo, con la reforma que prepara el gobierno italiano, es la opción más plausible. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad