La patronal de la economía compartida levanta el veto a Uber

stop

El lobby empresarial Sharing España levanta el veto a la empresa que crispó al taxi

Un vehículo que utiliza la aplicación Uber.

Madrid , 20 de abril de 2015 (21:09 CET)

La patronal de la economía compartida, Sharing España, está decidida a levantar el veto a Uber, la compañía que puso en guerra al sector del taxi y cuyas actividades fueron suspendidas por los juzgados españoles.

Sharing España, que agrupa a 38 empresas de la economía colaborativa con Airbnb y Blablacar a la cabeza, han constituido una especie de lobby económico que promulga las bondades de estos modelos económicos.

La patronal fue constituida a finales del año pasado. Uber quiso formar parte desde un principio pero algunas empresas que formaron la asociación consideraron inconveniente el ingreso de la plataforma que había sido suspendida cautelarmente por los tribunales.

Entonces, Sharing España decidió dejar fuera a una de las empresas con mayor éxito internacional pero que había claudicado en la guerra judicial con el sector del taxi. Pero, un año después el escenario ha cambiado.

De vuelta a la legalidad

Buena parte de los integrantes de la asociación ven con buenos ojos el ingreso de Uber. La compañía estadounidense ha cesado las actividades comerciales vetadas en España, aunque ha continuado con otro tipo de servicios como Uber Eats, que entrega de comida a domicilio.

"Hay un convencimiento cada vez mayor de que Uber debería entrar en la asociación porque la situación actual es muy diferente a la de hace un año", explica el asesor de Sharing España, Miguel Ferrer.

La plataforma trabaja para intentar derribar los prejuicios acerca de la economía colaborativa como la movilización de dinero en negro. Las empresas participantes utilizan a Sharing España para reuniones con los principales grupos políticos en el Congreso.

Les intentan convencer de que, lejos de la competencia desleal, las nuevas empresas de economía colaborativa mejoran la variedad y calidad de servicios de los consumidores. Es precisamente la plataforma que desea aprovechar Uber para intentar entrar en el mercado español con todos sus servicios. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad