La patronal de las eléctricas pide que la luz suba el 20%

stop

Unesa apuesta por repartir el impacto en dos incrementos del 10% o que el Estado no cargue sobre las facturas los costes regulados, como las primas a las renovables o a la explotación de carbón

Eduardo Montes, presidente de Unesa

06 de marzo de 2012 (17:20 CET)

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, ha reclamado una subida de la luz del 20% para acabar con el déficit de tarifa. En la presentación del informe de la patronal sobre la situación financiera del sector entre 1998 y 2010, el directivo apuesta por repartir el impacto en dos subidas del 10% o, como alternativa, que el Estado no cargue sobre las facturas de los consumidores los costes regulados, como las primas a las renovables o a la explotación de carbón nacional.

Durante su intervención, Montes ha recordado que las cinco grandes empresas del sector no aportarán “nada” para acabar con el desajuste. “Se produce sobre la parte en la que nosotros no tenemos nada que ver”, repite. Asimismo, deja claro que los empresarios reclamarán la deuda. “Es un dinero en nuestro balance y no sé muy bien qué se puede hacer con ello”, añade.

La cúpula de la patronal asegura que la reducción del agujero entre el coste real de la electricidad y el precio que se les paga desde 2001, un agujero que llega a los 24.000 millones de euros, pasa por tomar medidas desde el Estado, los consumidores y los operadores. Y Montes ha dejado claro que este tercer grupo no corresponde necesariamente a las eléctricas.

Recibo más económico

En línea con declaraciones anteriores, el presidente de Unesa afirma que la tarifa eléctrica que paga el consumidor puede bajar de forma substancial “si se quitan de ella todos los costes que no tienen nada que ver con el sistema”. En ocasiones anteriores, desde el sector han afirmado que podría llegar incluso al 40%.

Montes aseguras que las eléctricas, cuyo negocio nacional apenas representa el 35% del total, obtuvieron en 2010 una rentabilidad del 4,5% por la explotación de sus recursos en España, frente al 6,5% de tasa de financiación de los capitales empleados. Una tasa de retorno que deja al sector “con poco margen de maniobra”.

En cuanto a un posible impuesto sobre la energía nuclear, desde Unesa afirman taxativamente que “no tendría sentido” y que sería “un error grave” ya que el coste del megavatio hora nuclear “no es barato”, en palabras de su presidente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad