La patronal del metal quiere congelar los salarios del sector

stop

CONVENIO

30 de octubre de 2012 (19:48 CET)

Los principales sindicatos (CCOO y UGT) y la Unió Patronal Metal·lúrgica (UPM) han constituido este martes la mesa de negociación del convenio laboral del sector. Es uno de los más importantes de toda la provincia, ya que afecta a más de 193.000 trabajadores. Antes de buscar los puntos en común con los representantes de los trabajadores, la patronal ya ha mostrado sus cartas: quiere pactar una congelación salarial.

La próxima reunión se celebrará en noviembre. De entrada, la UPM ha destacado que en los últimos años el incremento salarial pactado en el convenio patronal del sector ha estado por encima del IPC acumulado real a lo largo del período. Entre 2007 y 2012 la subida de sueldos indicada en el convenio marco ha sido del 27,82%, mientras la subida del índice de referencia ha sido del 11,80%.

Por ello, los empresarios del metal quieren que los salarios de la plantilla se queden congelados hasta que esta tasas quede equilibrada, explican fuentes conocedoras de la negociación a Economía Digital.

Problemas internos

UPM inicia la negociación antes de cerrar su crisis interna. El presidente, Manuel Rosillo, prácticamente ha descartado continuar al frente de la patronal y ha delegado entre las asociaciones con más peso interno en la entidad empresarial: Aeball (Baix Llobregat), Cecot (Terrassa) y Ciesc (Sabadell).

Asimismo, esperan si el antiguo presidente, Antoni Marsal, devuelve los importes que recibió de forma indebida de UPM. A principios de octubre la junta ratifició reclamar de nuevo de forma amistosa la devolución antes de reclamar por la vía civil. Esperan desde julio y, por el momento, no han recibido ninguna contestación de Marsal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad