Caída en la demanda congela la planta de Mercedes en Vitoria

La planta de Mercedes en Vitoria para máquinas

stop

La caída de pedidos de sus vehículos, debido a la incertidumbre creada en torno al diésel, pasa factura a la planta de Vitoria

Barcelona, 26 de enero de 2019 (13:21 CET)

Entre octubre de 2018 y marzo de 2019, la planta de Mercedes-Benz en Vitoria (País Vasco) habrá parado su actividad durante casi 20 jornadas no consecutivas. Después de los 14 días de parada en octubre y diciembre del año pasado, para las próximas semanas está prevista otra pausa que ya lleva cinco jornadas anunciadas.

La compañía primero anunció la suspensión de la producción los días 25, 26 y 27 de febrero, a los que ahora también agrega las jornadas del 28 de febrero y el 1 de marzo. La caída de pedidos de sus vehículos, debido a la incertidumbre creada en torno al diésel, es la razón que respalda la interrupción en la fabricación.

Mercedes no ha conseguido deshacerse del "gran stock" de vehículos acumulado en todo el mundo, que fue la razón para parar la producción en primer lugar en 2018. Otras empresas que han tenido que realizar paros completos en España en los últimos meses son Volkswagen (en Navarra), Nissan (en Barcelona) y Seat (en Martorell).

Mercedes Vitoria rebaja la previsión de 2018

La incapacidad de dar salida a los coches en inventario y la necesidad de parar la producción naturalmente pasa factura a las previsiones de Mercedes de Vitoria.

En un primer momento, la dirección había decidido mantener su previsión de fabricar 154.000 unidades este año, pero a mediados de mes tuvo que revisar la cifra a la baja, anunciando que la producción se reduciría en 2.000 unidades, para un total de 152.000 coches. Las nuevas previsiones están por encima de los 147.900 vehículos programados para 2018.

El panorama de las fábricas españolas de vehículos fue turbio en 2018, cuando por segundo año consecutivo la producción volvió a caer, esta vez en un 1%. Debido a esto, España ya no ocupa el octavo puesto en el ránking mundial de producción automotriz.

La situación de Mercedes fue uno de los factores por los que la economía de Euskadi abandonó en diciembre el crecimiento "sólido" que tuvo durante todo 2018, dado que el freno a la actividad de la planta de Vitoria provocó una caída en las exportaciones, informó Efe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad