Oficinas de Caixabank en Barcelona.

La plantilla de Bankia corre más riesgo de despido que la de Caixabank

stop

La fusión que negocian Caixabank y Bankia supondrá una reducción de personal. Despedir a un empleado de Bankia es un 60% más barato que uno de Caixabank

Madrid, de ( CET)

Las consecuencias de la fusión bancaria entre Caixabank y Bankia siguen arrojando un mar de dudas sobre qué ocurrirá con las plantillas actuales de las dos entidades.

A la previsible llegada de recortes, se ha sumado una nueva fórmula en la ecuación: el precio del despido. Según un informe de Barclays, echar a la calle a un trabajador del banco madrileño cuesta un 60% menos que del catalán.

El salario de los trabajadores y la antigüedad en sus puestos son dos de los condicionantes que marcan el coste de la reestructuración de la plantilla. Bankia tendría que afrontar unos gastos de 248.475 euros por cada empleado, mientras que Caixabank debería abonar una media de 618.283 por cada uno de sus trabajadores, según los cálculos que publica El Confidencial.

El episodio de La Plaza de esta semana analiza la fusión de Caixabank y Bankia

La abrumadora diferencia se debe a que Caixabank es la entidad bancaria con los salarios más altos de entre los seis principales bancos españoles. Sus empleados tienen un sueldo medio de 86.788 euros anuales, un coste para la empresa que asciende hasta los 108.472 euros si tenemos en cuenta los gastos de la Seguridad Social.

Las estimaciones de Barclays cifran los salarios Bankia un 25% menos que el de su nuevo socio. Los 16.500 trabajadores del banco nacionalizado cobran de media 69.120 euros, un precio que para la entidad llega hasta los 86.400, sumando el resto de las aportaciones.

Esta realidad puede convertirse en una pieza clave a la hora de determinar qué trabajadores se ven afectados por un previsible expediente de regulación de empleo (ERE) durante la fusión. Sin embargo, los sindicatos también podrían jugar sus cartas, solicitando una igualación al alza de los derechos de los trabajadores durante la reconversión del banco, lo que equilibraría la balanza.

Todavía está por esclarecerse cómo se compondrá la futura plantilla de la nueva entidad bancaria, pero los recortes serán inevitables, particularmente por las duplicidades de oficinas en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Según el informe de Barclays, estos recortes podrían afectar a cerca de 5.000 trabajadores y supondrían un coste para el primer banco del país de casi 1.100 millones de euros.

Hemeroteca

Caixabank Bankia ERE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad