La plantilla de Peta Zetas 'explota' y anuncia una huelga indefinida 

stop

MALESTAR EN LA PLANTA DE RUBÍ

La planta de Rubí que fabrica el caramelo Peta Zetas

en Barcelona, 17 de febrero de 2015 (20:10 CET)

La plantilla de la compañía Zeta Espacial que fabrica el conocido caramelo Peta Zetas está que explota, nunca mejor dicho por el efecto que produce en la boca este dulce tan efervescente.

Los trabajadores de la planta de Rubí se han rebelado contra la dirección y han anunciado una huelga indefinida a partir del próximo 23 de febrero. "Hay mucha tensión en la empresa e incluso algunas personas se han tenido que coger la baja", explica el presidente del comité de empresa, Francisco Peinado a Economía Digital. Será parcial, entre las 9 y las 11 de la mañana, pero coincide, según apuntan los trabajadores, en un momento importante de la producción.

Las últimas actuaciones de la compañía que ahora capitanean Ramón Escolá y su hija Dotty han empujado a los empleados a tomar dicha decisión. Según detallan fuentes de UGT, la dirección ha sancionado a 14 trabajadores, de los 34 que emplea la firma, por haberse negado a firmar una formación que ellos aseguran que no se llevó a cabo.

 Adiós a la prima

La sanción ha supuesto la retirada de una prima que cobra la plantilla. "Depende del trabajador puede oscilar entre los 50 y los 150 euros", detalla Peinado. El presidente del comité de empresa ha sido uno de los sancionados. Y es que de los 14 trabajadores que se negaron a firmar el documento, tres de ellos son miembros del comité.

La plantilla advierte de los cambios sustanciales que se han producido en la compañía y que han creado un gran malestar. "No negocian nada con el comité. Todo lo imponen. Ahora mismo no tenemos ningún convenio. Estamos esperando a que el Supremo se pronuncie al respecto después de que la empresa recurriera una primera instancia que daba la razón a la plantilla", explica Peinado.

Los problemas, explica el presidente del comité, ya comenzaron cuando Antonio Asensio, el socio de Escolá y fundador del Grupo Zeta, falleció. A partir de 2009 la empresa quedaba en manos de la familia Escolá lo que, según UGT, no hizo más que empeorar las cosas.

Un caramelo internacional

Zeta Espacial es una compañía que arrancó su andadura en 1979 y que llegó a vender casi 30 millones de unidades de este explosivo caramelo en los primeros meses, aunque después esta cifra se desinfló por debajo de las 100.000 unidades. Sin embargo, pronto entendío que la internacoinalización era la clave para seguir creciendo y decidió en los 80 salir al extranjero.

La compañía ahora distribuye sus productos en 60 países y cuenta con dos filiales internacionales, una en México y otra en Estados Unidos. El volumen de ventas ronda los 36 millones de euros, con una plantilla global de entre 80 y 150 trabajadores, dependiendo de la producción. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad