Varios modelos Polo salen de la planta de Volkswagen Navarra. EFE/Villar Lopez

La plantilla de VW Navarra trabajará más para atraer un nuevo modelo

stop

Los sindicatos alcanzan un acuerdo con la dirección de Volkswagen Navarra con tres medidas de productividad que desembocan en trabajar más

Barcelona, 03 de julio de 2019 (18:24 CET)

Los sindicatos y la dirección de Volkswagen Navarra firmaron este miércoles un acuerdo para que la planta pueda atraer un tercer modelo próximamente. La plantilla de la empresa se comprometió a trabajar más con tal de sumar más trabajo en un futuro cercano, mediante seis medidas acordadas, de las que tres versan sobre la productividad.

Los sábados voluntarios y los desplazamientos de pausa en los turnos necesarios hasta final de año son los dos principales puntos del acuerdo. Además, se recoge el desplazamiento de un turno de trabajo de julio a agosto en las condiciones que se pacten en el acuerdo de cambio sustancial de condiciones de trabajo.

Los trabajadores, tras las vacaciones de verano, entrarán en un corredor de jornada industria de cuatro días, siempre que ninguno trabaje por encima de los 216 días (la jornada pactada en el acuerdo de 2019). Así las cosas, la planta producirá coches todos los días posibles del resto del año.

Los puntos referidos anteriormente suponen las tres medidas sobre el cumplimiento del programa de producción de 2019, uno de los requisitos que puso la central de Wolksvagen en Wolfsburg hace dos semanas para proponer un tercer modelo en Navarra.

Las otras tres medidas tienen que ver con la competitividad del tercer modelo y son: la consecución de los objetivos anuales de productividad previstos, el aumento de capacidad productiva a 1.438 coches por día en dos fases, y acordar las medidas organizativas necesarias para la preparación de los lanzamientos que se requieran cuando los volúmenes productivos lo exijan.

VW Navarra cumple todos los requisitos de Alemania

Este acuerdo en la planta de VW Navarra se logró de la mano de los sindicatos UGT, CC.OO. y ELA, que tienen 23 de los 29 puestos del comité de empresa, informó Europa Press. La central del fabricante alemán lo contemplará y decidirá si adjudica un nuevo vehículo a la producción, que se sumaría al Volkswagen Polo y el T-Cross, los dos fabricados actualmente.

El acuerdo contempla todos los requisitos de Wolfsburg y, además, pide aumentar el número de proveedores en Navarra y, en consecuencia, incrementar "el empleo asociado en la industria del automóvil". El presidente de la planta, Emilio Sáenz, celebró el "buen entendimiento" entre ambas partes.

Desde UGT señalaron que el acuerdo es "fruto del diálogo y también de la discusión moderada, por lo que una vez más demostramos que cuando caminamos por esta senda somos capaces de enfilar cualquier reto que se nos presente".

Hemeroteca

Volkswagen Coches
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad