La productora Cromosoma no logra esquivar el concurso de acreedores

stop

La empresa creadora de la serie 'Las tres mellizas' declara un pasivo de seis millones

Roser Capdevila, creadora de las Tres Mellizas.

10 de enero de 2013 (17:54 CET)

La productora Cromosoma no ha podido sobrevivir sin su fundador, Oriol Ivern. Pocos meses después de la desaparición del empresario catalán y de que su hija, María, tomara las riendas, la compañía creadora de la conocida serie de dibujos animados Las tres mellizas ha entrado en concurso de acreedores voluntario.

Los problemas de liquidez que arrastraba durante los últimos años han sido la razón. En 2009, las ventas de la productora comenzaron a caer, con 1,7 millones de euros frente a los más de tres de un año antes y al final, la crisis, la ha llevado a la insolvencia.

Los principales síntomas de debilitamiento en la productora salieron a la luz este verano cuando despidió a gran parte de la plantilla debido a los impagos de los clientes y facturas pendientes de cobro, tal y como avanzó Economía Digital.

Producciones en el aire

Ahora se ha confirmado. Cromosoma tiene un pasivo de seis millones de euros, lo que ha provocado la suspensión de pagos, según ha adelantado La Vanguardia. Los intentos de la productora de vender la compañía a un único comprador han sido fallidos y, ahora, tendrá que buscar un acuerdo con los acreedores para continuar con la actividad o, de lo contrario, entrará en liquidación.

El cierre de la compañía supondría, a su vez, la muerte de algunos proyectos en marcha como la película de Las tres mellizas y el documental Bajari. Sin embargo, fuentes de Cromosoma aseguran que tienen varias ofertas sobre la mesa de algunos inversores interesados en estas producciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad