La promotora de Marina d'Or entra en concurso

stop

La sociedad Comercializadora Mediterránea de Viviendas suspende pagos, pero su situación no afecta al negocio hotelero del complejo vacacional

El complejo vacacional Marina d'Or en Oropesa (Castellón)

06 de mayo de 2014 (12:19 CET)

La promotora de la ciudad de vacaciones, Marina d'Or, es insolvente. El juzgado de lo mercantil número 1 de Castellón ha declarado en concurso voluntario de acreedores a la sociedad Comercializadora Mediterránea de Viviendas, propiedad del empresario y dueño de Marina d'Or, Jesús Ger.

Sin embargo, la suspensión de pagos de esta compañía no afectaría al negocio hotelero del complejo ya que el propio Ger habría separado esta filial del grupo empresarial.

Con pérdidas


La promotora se creó a principios de los 80 con el fin de construir un bloque de apartamentos turísticos en el litoral de Oropesa, bautizados después como Marina d'Or. Según se desprende del auto, el juzgado habría decretado el concurso el pasado 24 de abril ante la imposibilidad de que la compañía cumpliera con sus obligaciones.

La sociedad contaba en 2012 con una plantilla que superaba los 200 trabajadores y una facturación de 62,6 millones. Con el estallido de la burbuja inmobiliara, las ventas se habían reducido a la mitad en apenas dos años. Además, en 2012 ya presentaba números rojos, con pérdidas próximas a los siete millones de euros y unos activos valorados en más de 300 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad