La quiebra de la tienda de lámparas Biosca & Botey concluye sin activos

stop

VENTA DE LAS TIENDAS

El interior de una tienda de Biosca & Botey

en Barcelona, 31 de mayo de 2015 (21:09 CET)

El juzgado mercantil que instruye el concurso de acreedores de Biosca & Botey desde 2011 ha declarado la conclusión del expediente por inexistencia de activos. Con este postrer trámite, Biosa & Botey finiquita su existencia como sociedad mercantil y queda extinguida.

La firma, muy reconocida en su ramo, acumulaba una larga existencia. La familia propietaria comenzó a vender lámparas y equipos de iluminación en 1917. Corriendo el tiempo, abrió su emblemático establecimiento, sito en la parte alta de Rambla Catalunya, al que siguieron otro en Diagonal y otro más en Madrid.

Vender las tiendas 

En el periodo 2007-2011, coincidiendo con la crisis, Biosca & Botey registró pérdidas muy cuantiosas que la obligaron a suspender pagos. Durante la sustanciación del expediente, el juzgado autorizó la venta de sus tiendas a otros grupos del sector y la sociedad quedó sin actividad.

El último consejo de administración estaba presidido por Ferran Biosca Gómez de Tejada y tenía de vocales a Enric Faixat Botey, Ramón Mallofré Biosca y Ramón Goula Botey.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad