La reconversión de la Sanidad catalana se pactará centro a centro 

stop

TIJERETAZO DE LA GENERALITAT

Sindicatos de la mesa de la salud

28 de junio de 2011 (23:48 CET)

El conseller de Salud, Boi Ruiz, quiere empezar las vacaciones con la reestructuración del sector sanitario catalán como mínimo con el camino marcado. Tras el fracaso de las negociaciones entre sindicatos y patronales en la Mesa de la Salud -se rompieron el viernes pasado-, ahora es el turno de los directivos de los centros. Los gerentes serán los que decidan por dónde se pasan las tijeras en cada sociedad con una directriz clara del departament: buscar el acuerdo con los trabajadores.

Un objetivo que por el momento se presenta difícil, ya que la ruptura de la mesa de diálogo ha enrocado las posturas. “Si lo que quiere el Govern es privatizar los servicios sanitarios que lo diga claro, pero que no mienta asegurando que prescindir de profesionales no afectará a la calidad de la asistencia”, ha denunciado en rueda de prensa la responsable de CCOO de Sanidad, Carme Navarro. Asimismo, la portavoz de las enfermeras de SATSE, Sheila Gascón, ha asegurado que las medidas de ahorro que se han empezado a implementar en los centros “ya han afectado negativamente a los usuarios”.

Afirman que se están dando altas prematuras, que no se hacen exploraciones complementarias y que la detección de algunas enfermedades se demora varios días por falta de pruebas. “Queremos un catálogo de los servicios que podemos ofrecer muy claro. Políticamente no es bonito, pero facilitará nuestro trabajo”, ha reclamado desde Metges de Catalunya el doctor Eugenio Tirado.

Garantías

Según han defendido los sindicalistas, la Mesa de Salud fracasó porque no existía un compromiso claro de la Administración para evitar presentar ningún ERE. “Estábamos dispuestos a hablar de medidas de flexibilidad, pero no de vaciar los convenios colectivos”, comenta la representante de UGT, Mireia Romero.

En la última propuesta de acuerdo que les presentaron, un documento al que ha tenido acceso Economía Digital, los centros se comprometen a no iniciar ningún expediente de regulación de ocupación de extinción y se establece la jornada laboral pactada en el último convenio colectivo de la XHUP. También deja la puerta abierta “a negociar a nivel de cada centro una jornada inferior” y firmaban el documento tres consellers: Boi Ruiz; Andreu Mas-Colell, responsable de Economia i Coneixement; y Joana Ortega, de Governació i Relacions Institucionals. “El Govern incumple sistemáticamente los acuerdos, necesitamos más garantías”, afirma Navarro. Asimismo, les preocupa qué pasaría cuando el pacto quedara sin vigencia: el 31 de diciembre de 2012.

Fuentes conocedoras de la negociación explican que la negativa de los sindicatos tiene otro origen: la paga anual de objetivos. La patronal patronal propuso que se ligaran a la rentabilidad de los centros y los representantes de los trabajadores se negaron a relacionar este complemento. Asimismo, proponían poner en marcha una comisión paritaria en cada centro para fiscalizar el cumplimento del pacto.

Actividad privada

Las mismas fuentes también afirman que toparon de frente con los sindicatos cuando se les propuso aumentar en 15 minutos diarios el horario laboral de los médicos y enfermeras. Los representantes de los trabajadores defienden que esta medida conllevará a la supresión de puestos de trabajo, recuerdan que los profesionales del sector público ya tienen colapsadas las agendas y afirman que detrás de esta medida, existe la pretensión de ligar el aumento de la jornada con la actividad privada.

Un extremo que desde la conselleria niegan con vehemencia. “Nunca se ha entrado a negociar qué servicios se pueden subcontratar porque es una decisión que aún no se ha tomado”, comentan desde el entorno de Boi Ruiz.

Igual que la reestructuración de los centros, a lo largo del próximo julio la conselleria consorciará los servicios que sean más rentables para hacer caja y sanear las cuentas públicas. En septiembre, la reforma del sistema sanitario catalán tiene que estar definida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad