La reorganización de Copisa sitúa a Anna Cornadó en la cúspide

stop

La constructora catalana se encuentra en plena reestructuración después de apartar a Xavier Tauler, investigado por el presunto pago de comisiones a Jordi Pujol Ferrusola

Sede de la empresa Copisa.

Barcelona, 29 de enero de 2016 (01:00 CET)

La constructora catalana Copisa es una de las señaladas en el caso del 3%, que investiga el pago de comisiones a Convergència (CDC) a cambio de concesiones públicas. La empresa siempre ha mantenido que los pagos a CDC y a su fundación, CatDem, son legales. Sin embargo, ha apartado a su ya ex consejero delegado, Xavier Taulerimputado por el presunto pago de comisionesJordi Pujol Ferrusola, y está reorganizando toda su estructura societaria.

En los últimos días, el grupo Copisa ha remitido al Registro Mercantil el cambio de administrador único de varias de sus filiales. En concreto, ha englobado a siete de sus sociedades de infraestructuras, entre las que se encuentra Copisa Concesiones SL, bajo el paraguas de Grupo Copisa Infraestructuras y Mantenimiento, sociedad presidida por Anna Cornadó Vidal, hija de Jordi Cornadó, propietario del grupo.  

Muchas de estas sociedades tenían a Alpina Formigal SL como administrador único hasta el cese de Tauler, y ahora su administrador único es la sociedad que preside Anna Cornadó.  

Bajo dos sociedades más

El resto de sociedades del grupo tiene como administradoras a dos sociedades: Disray Trade SL y Argos Deu SL. O una de las dos o ambas, como es el caso de Copisa Constructora Pirenaica SA. Según fuentes de la compañía, esta es la empresa matriz del enrevesado entramado societario de Copisa. No consta por ahora en el Registro Mercantil presidente de la matriz, sólo las dos sociedades citadas como administradoras.  

¿Quién hay detrás de estas dos sociedades, Disrae Trade y Argos Deu? Pues otra vez la hija de Jordi Cornadó. Sólo consta un administrador en Disrae Trade: es Argos Deu. Y en esta segunda sociedad también aparece un solo administrador, Anna Cornadó.  

La futura estructura

Aunque todos los caminos llevan a ella, desde la compañía han indicado que esta situación es provisional. La reestructuración está a medias y la idea es que concluya con Jordi Cornadó Mateu, de 78 años, como presidente del grupo, y sus hijos Anna y Jordi Cornadó Vidal, como vicepresidentes. 

Aun así, las mismas fuentes admiten que la presidencia del propietario de la compañía no será ejecutiva sino que las decisiones importantes recaerán en sus hijos y el día a día en el nuevo consejero delegado, Orlando de Porrata. Sin embargo, por la estructura societaria que consta en los registros actuales, parece que Anna está aventajando a su hermano en el control del grupo.  

Dificultades

La implicación en los supuestos casos de corrupción que giran alrededor de CDC y de la familia Pujol está pasando factura a Teyco, que ha tenido que vender una filial, Constraula. En el caso de Copisa, el impacto se desconoce, pero la constructora pasa por dificultades, que la han obligado a aplazar el pago de 19 millones de euros a la banca en 2015, según informó Expansión.  

En 2014, la compañía ganó 7 millones de euros gracias a la venta de activos, aunque ingresó un 4% menos, 432 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad