La salida de Paramés de Bestinver amenaza el Ebitda de Acciona

stop

El resultado de explotación de la gestora llevaba camino de alcanzar en 2014 el 12% del total del grupo, duplicando en un año su aportación

De izquierda a derecha, Luis Rivera, José Manuel Entrecanales y Francisco García Paramés | ED

26 de octubre de 2014 (20:14 CET)

Teniendo en cuenta que la salida de Bestinver de Francisco García-Paramés, su gestor de referencia, se produjo una semana antes del cierre del tercer trimestre, habrá que esperar a que finalice el ejercicio para comprobar el alcance de este movimiento en el conjunto del grupo Acciona.

De momento, los reembolsos han provocado que la gestora haya perdido un 25% de su patrimonio entre fondos de inversión y planes de pensiones, unos 1.800 millones menos, pasando a gestionar poco más de 5.000 millones de euros de los casi 6.900 millones contabilizados el día antes que García-Paramés pusiera fin a un brillante periplo de 25 años en la gestora propiedad de Acciona.

Bestinver, nueva gama de productos

Aparte de ver cómo acaba el tema --posiblemente en los tribunales, por falta de acuerdo entre las partes--, de saber si alguna de las personas de confianza de García-Paramés, como Fernando Bernad o Álvaro Guzmán, siguen el mismo camino y de si, como ha anunciado la propia gestora, se va a cambiar la gama de productos con fondos de estilo de gestión diferente a los que están en la actual cartera, hay curiosidad por saber qué va a pasar con el resultado de explotación (ebitda) de Bestinver.

La gestora es prácticamente la única actividad que viene presentando incrementos trimestrales de su ebitda en el conjunto de actividades del grupo. Al cierre del primer semestre sus 44 millones de euros representaban ya el 9,3% de los 472 millones totales, cuando a finales de 2013 era del 6,35% y de tan solo el 5,5% a junio de 2013. Tenía toda la pinta de rozar, incluso superar, el 12% al final de 2014. Ahora, habrá que ver qué sucede.

Ratio innegociable

El asunto del ebitda de Bestinver tiene su interés para que Acciona no acabe el año con una deuda financiera que supere seis veces su ebitda, uno de los aspectos innegociables que la banca acreedora tiene impuesto a la multinacional energética y de construcción para no tensar más la cuerda. En 2013 se quedó muy cerca de rebasar ese ratio, al acabar con un resultado bruto de explotación de 1.228 millones y un endeudamiento neto de 6.715 millones. Y este año la cosa parece estar todavía más ajustada.

Hasta junio, ese resultado bruto de explotación se había reducido un 16,3%, hasta esos 472 millones, debido al comportamiento de energía e Infraestructuras, sobre todo por esos 121 millones menos que supone el impacto retributivo del Real Decreto-Ley 9/2013 sobre las instalaciones renovables.

Ebitda de 1.000 millones en 2014

Y si, como se prevé, Acciona acaba 2014 con un ebitda en el entorno de los 1.000 millones, para no superar ese ratio necesitaría que esa deuda financiera no supere los 5.700 millones, con lo que habría de producirse alguna que otra desinversión para reducir esos 5.848 millones de deuda que se contabilizaban a 30 de junio pasado.

En ese contexto, la naviera Trasmediterránea cuenta con muchas papeletas de formar parte de esa estrategia de rotación de activos no estratégicos en la que está inmerso el grupo presidido por José Manuel Entrecanales.

Venta de Transmediterránea

Todo apunta a que 14 años después de que Acciona comprara al Estado la naviera por 300 millones, su venta puede salir ahora. Aunque, eso sí, por un precio muy alejado de aquellos 850 millones de euros que se pedían en 2009. En esta ocasión, el precio no iría más allá de los 250 millones.

En lo que llevamos de año, Acciona ha cerrado la venta de la actividad renovable en Alemania al transmitir a Swisspower Renewables, por 157 millones, 18 parques eólicos, con una capacidad atribuible de 150,3 MW y una antigüedad media ponderada de 8 años.

Tranvías de Barcelona y KKR

En junio también se produjo la venta a Globalvía, por 16 millones, del 11,78% y 12,88% de participación de Acciona en las sociedades que operan las dos líneas de tranvía que recorren Barcelona, Tramvia Metropolità y Tramvia Metropolità del Besòs, respectivamente.

Y a principios de este mes de octubre, Acciona, una vez cumplidas las condiciones suspensivas, transmitía a un vehículo del fondo global de infraestructuras KKR un tercio del capital de Acciona Energía Internacional. Entrada en caja, desde el pasado 3 de octubre, de más de 397 millones de euros sujetos a eventuales ajustes por diferencias entre la deuda neta estimada a cierre de 2014 y la real a dicha fecha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad