La Seda se queda sin administrador concursal

stop

Mazars renuncia a administrar la insolvencia de la química por conflicto de intereses

19 de julio de 2013 (13:31 CET)

El concurso de acreedores de La Seda se complica. Mazars ha renunciado a administrar la insolvencia tan sólo 24 horas después analizar los libros de la entidad.

Al repasar los acreedores de las sociedades internacionales de la química, ha descubierto que uno de los clientes más antiguos de la consultora está en una posición destacada.

Para evitar un conflicto de intereses, Mazars ha decidido dar un paso atrás y ha comunicado su decisión a la titular del juzgado mercantil número 1 de Barcelona, Yolanda Ríos.

Cuentas

Mazars no ha tenido tiempo ni siquiera de hacer un informe de valoración inicial de la deuda de la compañía, aseguran fuentes conocedoras del proceso.

Insisten en que ante un posible conflicto de intereses, la compañía ha decicido ser transparente y apartarse. 

Mazars es una consultora internacional cuyo headquarter está en Francia y tiene una presencia destacada en otros países donde la química tiene filiales, como el Reino Unido.

Nuevo administrador

Tras su renuncia, la juez deberá instar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a que nombre a un nuevo administrador. Como La Seda es una compañía cotizada, este es el proceso habitual que marca la ley concursal.

La química ha reconocido una deuda consolidada que supera los 900 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad