Las ventas de coches tocaron techo en 2018. Varios vehículos en un atasco en la operación salida del puente de mayo de 2018. EFE/Mariscal

La venta de coches se gripa por primera vez en una década

stop

La producción mundial de coches cayó un 1,1% en 2018. Los sindicatos encienden las alarmas ante la caída de un sector que genera 2 millones de empleos

Alessandro Solís

Economía Digital

Las ventas de coches tocaron techo en 2018. Varios vehículos en un atasco en la operación salida del puente de mayo de 2018. EFE/Mariscal

Barcelona, 09 de junio de 2019 (11:55 CET)

No solo los españoles dejan de comprar coches. La industria del automóvil pisa el freno en todo el mundo, y por primera vez en una década la venta se gripa. Desde la crisis de 2008 no se veía una caída en las entregas de coches como la de 2018, según el informe sobre automoción elaborado por la consultora Torres y Carrera.

La caída interanual en la producción de coches fue del 1,1% en 2018, según este análisis. Las razones son los nuevos hábitos de movilidad, la conciencia medioambiental y el "carsharing" urbano. De las 95.634.593 unidades fabricadas en 2018 (956.345 menos que en 2017), 2.819.565 coches se produjeron en España, un 1% menos.

Es, además, la primera vez que caen las ventas al margen de una crisis económica, lo que da señales de que se trata de un cambio de paradigma histórico. Así lo asimila una de las responsables del estudio, Yaiza Ejapa, en declaraciones recogidas por Efe, ante los datos globales negativos en el sector automovilístico.

Y es que las generaciones más jóvenes no se están apuntando al coche de la misma manera que sus antecesoras, afirma el estudio, que enmarca esta circunstancia en el concepto de "nueva movilidad". Los españoles de entre 18 y 20 años obtuvieron un 40% menos de carnés de conducir en 2018, en comparación con 2007.

China fabricó un 4,2% menos de coches en 2018, en comparación con 2017. Fue la caída más fuerte desde 2008 para el mayor productor mundial. Las ventas en el gigante asiático también cayeron, un 6%, por primera vez desde la década de 1990. Por otra parte, EE UU produjo un 0,4% más que en 2017.

El conflicto entre EE UU y China tuvo efectos en Europa, donde las caídas significativas en la producción golpearon a Alemania (un descenso del 9,3%), Reino Unido (un 8,6% menos) e Italia (caída del 7,2%). 

Los sindicatos encienden la alarma ante la caída del coche

El coche genera en España 2 millones de empleos directos e indirectos, y el sector representa el 10% del PIB. Pero, ante la caída en las ventas, cuesta abajo desde septiembre de 2018, los sindicatos de la industria del automóvil ya encienden las alarmas; temen un tsunami laboral en breve.

Los responsables estatales de UGT-Fica y CCOO Industria se mantienen vigilantes de las previsiones a medio plazo, y consideran que a largo plazo se está cocinando "la tormenta perfecta". Fabricantes como Ford y Nissan ya han anunciado recortes productivos para este verano, pero los sindicatos temen que esto apenas sea el comienzo.

Hay que "trabajar o llegará el tsunami con una repercusión muy grande en el empleo", dicen desde UGT-Fica. CCOO confecciona un mapa del sector ante los cambios que afectan al consumidor, a la fabricación y a las ventas. Este sindicato ve "estabilidad a medio plazo" gracias a las medidas de amortiguación social en los convenios.

Por su parte, el Banco de España avisó que la economía nacional "podría verse especialmente perjudicada" por los efectos derivados de un brexit desordenado y, de forma generalizada, por las perturbaciones negativas sobre la demanda de automóviles en los países de la Unión Europea (UE).

"Cabría esperar que una perturbación a la producción en Alemania y España de una determinada magnitud afectara con mayor intensidad a la economía nacional en el caso alemán y a otros países en el caso español", dice el Banco de España en un artículo publicado este domingo, recogido por Europa Press.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad