La vieja guardia de la CEOE considera insuficiente la reforma de la negociación colectiva

stop

LABORAL

19 de mayo de 2011 (18:09 CET)

La CEOE vuelve a poner en cuestión que se pueda alcanzar el acuerdo para reformar la negociación colectiva con los sindicatos, que prácticamente se daba por hecho para "los próximos días" tras la reunión de los líderes empresariales y sindicales y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de hace una semana.

A la vista del rechazo mayoritario expresado este miércoles entre los 45 miembros del Comité Ejecutivo de la CEOE al 'boceto' de acuerdo presentado por su presidente, Juan Rosell, la patronal considera que la reforma aún es insuficiente.

Fuentes oficiales de la patronal no esconden que el final feliz con los sindicatos pasa por una reforma "de mayor calado" y aseguran que las opiniones puestas sobre la mesa en el Comité "no son representativas".

En primer lugar, argumentan que el Comité es un órgano consultivo y, en segundo, recuerdan que aglutina a una pequeña parte de los empresarios, frente a los alrededor de 220 miembros de la Junta Directiva, que sí tiene poder ejecutivo y que tendrá la última palabra el próximo 25 de mayo, tras las elecciones autonómicas y municipales del próximo domingo.

Así, las voces oficiales de la CEOE aseguran que "no hay novedades" en cuanto a las demandas de la patronal ni en cuanto a la marcha de las negociaciones, que proseguirán la próxima semana con la idea de suscribir finalmente el pacto con los sindicatos.

Reacción de los sindicatos


El secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, ha admitido que "no es una buena noticia" que el Comité Ejecutivo de la patronal rechace el 'boceto' de la reforma de la negociación colectiva que los agentes sociales quieren culminar tras las elecciones del 22 de mayo, pues ha advertido de que podría llevar a "invertir más tiempo" en las conversaciones.

"Estamos preocupados porque la patronal podría retroceder en algunos temas ya cerrados y las dudas podrían añadir más complejidades a las negociaciones", explicó Lezcano, por lo que no descartó una nueva prórroga de los plazos para acabar la reforma: "Se puede necesitar invertir más tiempo porque las dificultades pueden afectar al ritmo de las negociaciones".

Y es que el secretario de Comunicación de CCOO consideró "doblemente preocupante" la petición de la cúpula de la CEOE a su presidente, Juan Rosell, de endurecer la reforma de la negociación colectiva, ya que lamentó que de esta forma se cuestionan contenidos que las partes ya daban por "cerrados" e incluso temió que desde la patronal se "desautorice" como interlocutor a Rosell.

No obstante, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, intentó minimizar las conclusiones del comité de CEOE, al recordar que no es el órgano de la patronal que debe emitir una resolución sobre la negociación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad