En la imagen, el Black Friday de Media Markt.

La web de Media Markt provoca un sinfín de problemas a sus tiendas

stop

Avalancha de quejas de los clientes porque los productos y servicios comprados a través de la web no se concretan

05 de diciembre de 2018 (10:07 CET)

La web de Media Markt ha provocado un sinfín de líos a la cadena en plena resaca del Black Friday 2018. La cadena de tiendas alemana, que trabaja por integrar las ventas online con su peculiar estructura empresarial, ha vuelto a tener problemas con los productos contratados en la web en plena oferta del Black Friday.

Media Markt ha sufrido una avalancha de compras online durante los días de Black Friday, pero las consecuencias de unas ventas masivas y los conflictos con la venta se han trasladado a sus tiendas, donde la compañía es incapaz de ofrecer soluciones.

Además del escándalo con la consola Xbox y el juego de Tom Raider por 299 euros —que finalmente no fue vendida incluso a los usuarios que la pagaron por adelantado—, la sucesión de quejas, inconvenientes y problemas con productos comprados en la web han llenado las quejas y reclamaciones en las tiendas.

“Compré una lavadora con servicio de instalación incluido y retirada del aparato antiguo, pero me llegó la lavadora sin instalación. Me dijeron que había un problema con la web y que debía contratar el servicio en una tienda. Pero en la tienda me dijeron que la web funcionaba de forma independiente y que no podían hacer la instalación el mismo día que llegaba la lavadora, sino varios días más tarde”, explica un usuario afectado que ha pedido la devolución del producto.

La web, otra empresa

Los trabajadores de Media Markt reconocen que la avalancha de inconvenientes procedentes de la web también afectan la actividad de las tiendas. “He llamado al número 902, de pago. Estuve 15 minutos en espera. Todo para decirme que no me podían ayudar”, explica el cliente de Media Markt.

La empresa no tiene capacidad de respuesta por correo electrónico ni teléfono, según reconocen los propios trabajadores de las tiendas. Más efectivo parece ser el Twitter, donde los clientes insatisfechos ventilan sus problemas y la cadena responde con más asiduidad.

Media Markt todavía cuenta con una estructura descentralizada y la web también opera como compañía al margen del resto. Media Markt incluso tenía precios diferenciados para su web, mucho más baratos que en las tiendas, hasta que la compañía decidió solucionar el problema hace un par de años. Pero la integración total, todavía está por llegar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad