Lara y Godó se divorcian

stop

El propietario de Planeta se queda con Prisma, el último negocio conjunto de los dos grandes editores catalanes

Javier Godó

18 de noviembre de 2010 (19:30 CET)

Los dos mayores grupos editoriales de capital catalán, Godó y Planeta, han decidido romper la última alianza que mantenían: la participación accionarial en Prisma Publicaciones, la sociedad que edita la mayoría de las revistas del grupo que publica La Vanguardia, según ha podido confirmar Economía Digital. La anterior aventura conjunta, el diario Avui, en la que ambos grupos tenían también una participación accionarial equivalente, se esfumó tras no pocas dificultades de gestión conjunta al consumarse la venta del rotativo nacionalista al grupo editor de El Punt. Antes, en plena efervescencia de la alianza empresarial, intentaron infructuosamente adjudicarse el concurso público para explotar el tercer casino de Catalunya en Lloret de Mar y realizar negocios conjuntos en el ámbito del juego y las apuestas por internet.

Prisma Publicaciones tenía hasta ahora una participación accionarial al 50% de Godó y Planeta. El pacto se hizo en 1997. Ahora, aunque el acuerdo no está del todo cerrado, Planeta opta a quedarse con el control accionarial de Prisma, hasta llegar al 100%. Los detalles se están negociando en los últlimos días. No obstante, desde el grupo Godó ya se ha comunicado al personal que trabaja en las revistas del grupo que pasarán a engrosar la nómina de Planeta y que cambiarán de ubicación para trasladarse al edificio de Lara en la avendida Diagonal de Barcelona. El traslado se realizará, según los portavoces de Godó, aproximadamente antes de que finalice el año.

Prisma Publicaciones edita revistas como Historia y Vida, Interiores y Living Deco, la edición en castellano de la revista Playboy, Lonely Planet y Psychologies. Además, la sociedad edita suplementos específicos de La Vanguardia como QuèFem?, TVMania, y monográficos especiales como las guías QF.

Repartir las revistas

Precisamente esta variedad de publicaciones es el aspecto que se transacciona actualmente entre las cúpulas de Godó y Planeta. En el grupo de Javier Godó querría mantener por lo menos la gestión de publicaciones como Historia y Vida, que está vinculada directa e históricamente a la familia Godó y que cuenta con 42 años de existencia. En esta misma situación, pero vinculados de forma estrecha con el diario, están varios suplementos de La Vanguardia. Fuentes de ambos grupos consultadas por Economía Digital han reconocido que esperan llegar a acuerdos en breve, ya que las relaciones entre ambas empresas familiares son buenas.

El Grupo Godó enmarca la venta de la editora en su deseo de especializarse en otros campos diferentes de las revistas: televisión, la producción de contenidos audiovisuales y su apuesta por Internet. Por su parte, Planeta habría indicado su deseo de apostar fuerte por el segmento de revistas, aunque no han querido dar más detalles de posibles inversiones de futuro.

Godó y Planeta, a pesar de las buenas palabras, son competidoras. De hecho, otras fuentes diferentes de los dos grupos implicados en la operación señalan que las relaciones entre ambos se han deteriorado en los negocios conjuntos que han desarrollado en los últimos años. Los primeros tienen La Vanguardia como diario de cabecera, mientas que el grupo de Lara tiene La Razón. Godó apuesta por 8TV, mientras que Planeta es accionista mayoritario de Antena3 y sus filiales en la TDT. En radio, controlan Onda Cero, mientras que Godó tiene a RAC como emisora bandera de su grupo audiovisual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad