Las asociaciones del ámbito turístico catalán reclaman más ayudas al Govern

stop

AYUDA PÚBLICA

Los turistas hacen cola delante de La Pedrera

20 de septiembre de 2011 (19:10 CET)

Nunca es tarde si la dicha es buena. Las palabras de este refrán resumen la postura de las organizaciones del sector turístico catalán ante la última iniciativa de la Generalitat, “Turisme Futur”. La Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) junto al Gremi d'Hotels de Barcelona aplauden el lanzamiento de una nueva línea de financiación destinada a promocionar el sector, que supone seis millones de euros, pero piden un mayor reconocimiento a un ámbito que ha aguantado el tirón de la crisis financiera en solitario.

Ambas organizaciones coinciden en que esta línea de préstamos al 0% de interés supone un colchón necesario para las empresas turísticas pero resulta demasiado blando y “no resuelve el futuro del sector”, según ha confirmado a Economía Digital el presidente de la ACAV, Francisco Carnerero.

“La solución es que el mercado sea más dinámico para el consumidor y este tipo de ayudas no están enfocadas en este sentido”, ha insistido Carnerero quien a su vez ha señalado que la finalidad de “Turisme Futur” es crear un mayor abanico de productos, mejor gestión y comercialización a través de las nuevas tecnologías.

Ayudas necesarias para las pymes catalanas


Esta propuesta, a cargo de l'Institut Català de Finances (ICF), tiene como pilar básico ofrecer a las empresas del ámbito turístico de Catalunya un acceso cómodo y sencillo a créditos financieros que aumenten las prestaciones de los servicios actuales y refuercen el turismo catalán.

Un plan necesario para el turismo de Catalunya “que está formado básicamente por pequeñas y medianas empresas” que son “las que más sufren” el entorno de dificultad económica actual, según ha subrayado la directora general de Turisme, Marian Muro.

Idea que también comparte el secretario general del Gremi d'Hotels de la Ciudad Condal, Manel Casals, aunque asegura que en los últimos años“ se dan ayudas a otros sectores que tradicionalmente no han sido tan punteros como el turístico” e insiste en que el turismo en Catalunya es “un músculo potente dentro del tejido económico” que ha conseguido con esfuerzos propios mantenerse a flote en una época de gran inestabilidad.

Con ello, las asociaciones que dirigen algunos pilares básicos del turismo catalán, como los hoteles y las agencias de viajes, solicitan más medidas que conduzcan a aumento del consumo por parte de los turistas y que permita, al mismo tiempo, mantener los buenos niveles de crecimiento que está sufriendo el sector en términos generales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad