Las constructoras advierten a Rajoy de que sin ellas no habrá recuperación

stop

La patronal sectorial pide 9.000 millones de inversión en infraestructuras para generar 160.000 empleos en tres años

07 de mayo de 2013 (16:09 CET)

El sector de la construcción ha unido fuerzas tras cinco años de crisis para pedir al Gobierno un plan de reactivación similar al que se ha puesto en marcha en el automóvil.

Reclaman una inversión de hasta 9.000 millones de euros en los próximos tres años, con los que espera crear 162.000 empleos.

También sugieren otras medidas de "desregulación" para dar salida al stock de 650.000 viviendas vacías.

Plan de acción

Las propuestas se incluyen en un plan de acción consensuado para reactivar la construcción, que se ha presentado en la sede de la CEOE en el marco de la Feria Construmat, que se celebrará entre el 21 y el 24 de mayo en Barcelona.

Asumidos los errores propios, la construcción sigue siendo imprescindible para salir de la crisis y crear empleo, según la patronal.

De este modo, el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, ha dicho que "no se podrá recuperar el empleo si no se recupera la construcción".

Cumbre sectorial

Por ello, desde "la envidia sana" al automóvil, también ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que celebre una cumbre con el sector en Construmat.

Lazcano ha reclamado de antemano que "cualquier holgura presupuestaria" que pudiera haber, por efecto por ejemplo de la reducción del coste de la deuda, "sería oportuno dedicarla al sector".

Mete en el mismo saco el mayor margen de déficit que Bruselas dará a España.

Cifra modesta

El plan de choque que proponen las constructoras contempla una inversión pública en infraestructuras de 1.500 millones de euros en 2013, 3.000 millones en 2014 y 4.500 millones en 2015.

A razón de 18 empleos nuevos por millón invertido, permitiría generar 162.000 empleos en tres años. Según Lazcano, se trata de una inversión "modesta".

En el ámbito residencial, otras de las propuestas persiguen la "desregulación normativa" para dar salida a las cerca de 650.000 viviendas en stock.

La visión de Construmat

El presidente de Construmat, José Miarnau, ha recalcado que es la primera vez que de forma permanente los agentes del sector suman sus esfuerzos.

Aunque ha admitido que se "han cometido los errores propios de las fases expansivas", ha subrayado que "es un sector demasiado importante para que los poderes públicos lo abandonen a su suerte".

"Pedimos al Gobierno que nos acompañen en esta nueva época. No se puede dejar bajo ningún concepto al sector en caída libre, ni se lo merece ni nos lo podemos permitir", ha añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad