José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. La entidad es la más afectada por la incertidumbre política EFE

Las cotizadas dan una alegría de 1.800M al Gobierno (gracias a Bankia)

stop

El ‘megadividendo’ de Bankia aportará 800 millones extra a los casi 1.000 millones que el Gobierno ya contaba con recibir en 2019 de sus cotizadas

Economía Digital

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. La entidad es la más afectada por la incertidumbre política EFE

Barcelona, 18 de abril de 2019 (13:28 CET)

El Estado espera a sus cotizadas para engordar su partida de ingresos. Si el Gobierno ingresó 893,9 millones en 2018 gracias a sus participaciones en las empresas bursátiles, para 2019 aspira a disparar la recaudación hasta los 1.800 millones de euros. La clave: el megadividendo de 800 millones de euros que Bankia debe repartir a lo largo de este año.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri ya surtió con 208 millones en 2018 a las arcas del Estado; una cantidad que en 2019 se elevará hasta los 219,3 millones con su dividendo ordinario.

Sin embargo, la mayor parte del pastel está ahora pendiente de las autoridades europeas. Bankia tiene más capital del que le exigirá el Banco Central Europeo, y no le está sacando rendimiento. Ante esta solvencia sobrante, la entidad se comprometió a distribuirla en dividendos en su Plan Estratégico 2018-2020. Por el momento, ninguna institución continental se dirigió a la cúpula de la compañía para dar a conocer las cifras.

Como explicó Economía Digital, a Bankia le podrían sobrar 1.300 millones de euros, de los que unos 800 corresponderían al Estado gracias a su participación del 61,4%. Si bien Goirigolzarri se guardó la fecha exacta de la distribución del dividendo, nadie cree que la cúpula espere a 2020 para contentar a sus accionistas, más sabiendo que hasta 2021, como tarde, no se acometerá la privatización final.

Aena repartirá 530 millones de euros al Estado en dividendos a lo largo de 2019

Bankia será el factor diferencial en el salto desde los 893,9 millones hasta los casi 1.800 millones. Sin embargo, el músculo que apoyará a la entidad es la participación del 51% que el Estado tiene en el gestor aeroportuario Aena. Según los cálculos de Cinco Díasel dividendo subirá el 6,7% en 2019 desde los 497 millones de euros hasta los 530,1 millones de euros.

La recaudación procedente de Red Eléctrica también ascenderá. La cotizada presidida por Jordi Sevilla tiene el 20% de su capital en manos del Gobierno. Gracias al activo, el Estado percibirá 106,4 millones frente a los 99,4 millones que ganó en 2018.

Tras la terna, la contribución ya cae en picado, al mismo ritmo que el porcentaje poseído por la administración. A pesar de sumar el 18,75% de Indra, no percibirá un solo euro debido a que esta lleva cuatro años sin repartir dividendos, aunque la política podría cambiar a lo largo de 2019, según los analistas.

Sí se embolsará 9,1 millones --idéntica cantidad que en 2018-- por su participación del 10,36% de Ebro Foods. A pesar de ser sólo del 5%, su porcentaje en Enagás será más rentable: el dividendo será de 18,6 millones de euros frente a los 17,8 millones de 2018; el 4,5% más.

Airbus e IAG completan la apuesta aeronáutica del Estado

Por debajo del 5% está ya el resto de inversiones en el sector aeronáutico. En Airbus, el Estado mantiene una presencia del 4,16%. Así ganará 51,2 millones de euros gracias al incremento del 9,9% de la política de dividendos del fabricante de aviones.

Tampoco desapareció el Gobierno de Iberia. Hoy englobada dentro del conglomerado International Airlines Group, el Gobierno se guarda el 2,44% del capital; un porcentaje por el que percibirá 32,1 millones de euros gracias a la escalada de la remuneración al accionista, que crecerá el 127,7% frente a los 14,1 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad