Las gangas inmobiliarias en España atraen a inversores asiáticos y latinoamericanos

stop

Los activos que persiguen están en las zonas residenciales, 'high street' y parques de oficinas

Una vista panorámica de Barcelona / EFE

20 de febrero de 2014 (13:43 CET)

Si en 2013 la tendencia a la baja de la inversión inmobiliaria dio un giro de 180 grados, este año se prevé que evolucione en la misma dirección. Entre los nuevos inversores que llegarán al mercado español, atraídos por las gangas, destacan los latinoamericanos y los asiáticos, según subraya la compañía de consultoría y servicios inmobiliarios, CBRE, que ha presentado la última edición de su observatorio del sector.

“España ofrece ahora rentabilidades más atractivas que otros mercados y las rentas han bajado. Por ello, los inversores latinoamericanos ya se han lanzado en 2013 a comprar edificios residenciales y de oficinas en Madrid y creemos que este año estarán también en Barcelona. Además, los inversores asiáticos, de China, Malasia o Singapur, van a materializar operaciones que han estado estudiando el pasado año”, ha señalado el vicepresidente de CBRE en España, Enrique Martínez-Laguna.

Buenas perspectivas para este año

Con la llegada de estos nuevos cazadores de gangas se prevé que el sector inmobiliario gane algo más de peso. Si en 2013 la inversión en este ámbito, sólo en Barcelona, alcanzó los 1.320 millones de euros, un 116% más que el año anterior, se espera que en 2014 esta cifra pueda incluso alcanzar los 2.000 millones de euros, según las estimaciones de CBRE. Del total destinado a la Ciudad Condal, 450 millones fueron a parar al mercado hotelero, 350 al de retail y otros 350 al de oficinas.

Entre las grandes operaciones que se cerraron en la capital catalana durante el último año destacan la venta de algunas oficinas de la Generalitat o del emblemático Hotel Vela. Además, en zonas high level de la ciudad, se han producido importantes inversiones. Así, plaza Catalunya --donde recientemente ha anunciado que se instalará Uniqlo-- y paseo de Gràcia ganan más brillo con grandes enseñas de lujo y destacables inversiones por parte de empresarios de la talla de Amancio Ortega.

La crisis hunde las rentas de las oficinas

Peor parado ha salido el mercado de oficinas. Aunque en Barcelona ya podría haber tocado suelo, adelantándose a Madrid, las rentas en las zonas prime han caído en los últimos años un 40%. Si en 2007 y 2008 se podrían encontrar precios que rondaban los 28 euros por metro cuadrado al mes, ahora han pasado a los 17,75 euros.

Sin embargo, este año podría crecer el interés en las oficinas, según ha señalado el el presidente de CBRE Valuation Advisory, Javier Kindelan. Confía en que va a faltar espacio en los edificios buenos en la capital catalana, lo que va provocar una subida de los precios. Prevé que en los próximos cinco años se experimente un crecimiento en las rentas del 20%, sin embargo, muy por detrás de cifras anteriores a la crisis.

Asimismo, está convencido en que este año las administraciones públicas van a seguir vendiendo activos. La Generalitat de Catalunya ha movido ficha en este sentido mucho antes que otras autonomías. “La Generalitat tiene mucho producto para sacar a venta”, matiza Martínez-Laguna. Con todo, los segmentos hoteleros y de high street siguen siendo los más potentes y afianzados frente al mercado de oficinas y el suelo industrial, más castigados por la crisis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad