Las grandes eléctricas dejaron sin luz a un millón de viviendas

stop

SÓLO EN EL 2013

Facua calcula que las eléctricas cortaron la luz en 2013 a más de un millón de viviendas

Barcelona, 17 de diciembre de 2014 (20:50 CET)

La pobreza energética ha pisado el parqué del Congreso de los Diputados este miércoles. Los partidos políticos votaban la iniciativa de Izquierda Plural (IU-ICV y CHA) para evitar los cortes de electricidad, agua o gas durante los fríos meses del invierno a las familias que no pueden asumir los recibos. Pero la propuesta no ha visto la luz por el voto en contra del PP, que la ha tildado de "demagoga".

Una medida que, en el caso de la electricidad, beneficiaría al más de millón de viviendas que en 2013 vieron como las tres grandes compañías --Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa-- les cortaba la luz por imago, según cálculos de la organización Facua-Consumidores en Acción.

Apagón contra la pobreza energética


Una situación a la que se ha llegado en los últimos años, coincidiendo con la crisis, por el aumento en un 33% de la tarifa eléctrica --el 72,3% en la última década-- y la caída del poder adquisitivo de los españoles en torno a un 43% en el caso de los empleados con las remuneraciones más bajas.
Una situación alarmante por la que Facua ha pedido este miércoles a las 19.00 horas un apagón a modo de protesta.

1,4 millones de usuarios en 2012


Los datos demuestran que en 2012 los impagos aún fueron más numerosos. Según el estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), más de 1,4 millones de usuarios no pudieron pagar su factura de la luz.

Cortes que, según las compañías, se produjeron en viviendas, incluso segundas residencias y locales con consumo doméstico. Además, sostienen que ante estos casos, suelen transcurrir cuatro meses desde que se comunica el impago hasta que la persona deja de ver la luz en su hogar. Y casi la mitad de los casos, los clientes de Endesa y Iberdrola que sufrieron un corte de luz, hicieron frente al recibo en menos de 48 horas. Estas dos compañías, que tienen en torno al 80% del suministro eléctrico en España, son las únicas que aportan información sobre lo que ya se ha convertido en un problema social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad