Las grandes empresas alertan de la atomización de la industria española

stop

Siemens e Indra señalan que sólo ganando más músculo se puede competir en un mercado globalizado

30 de mayo de 2014 (19:49 CET)

Reindustrialización. Patronales, sindicatos y administraciones de todo el país marcan como prioridad impulsar medidas para dinamizar un tejido industrial que ha quedado relegado al 13% del PIB nacional. ¿Qué iniciativas se pueden llevar a cabo para conseguirlo? Las grandes empresas señalan su obstáculo principal: “La raíz de los problemas procede del tamaño”, ha afirmado la presidenta de Siemens España, Rosa García. “Tenemos un ecosistema de microempresas que parecen de menos riesgo pero que se las lleva por delante cualquier crisis”, añade. Un análisis que comparte la directora general de Indra, Emma González.

García alerta de que la atomización impide acceder a financiación, sin crédito no se pueden impulsar iniciativas de I D y eso condena la competitividad de las compañías. Además de impedir su internacionalización. Con lo que la industria está condenada si no se modifica el perfil.

Gobierno

Cómo conseguirlo es algo más complejo. Básicamente, porque parte de la iniciativa empresarial más que de la intervención de los gobiernos. No existen los diez mandamientos que llevan al éxito. “Indra consiguió superar sus retos haciendo un análisis a largo plazo sin perder de vista que el principal reto de cualquier compañía es la rentabilidad”, ha indicado González.

Renovarse y tener capacidad de adaptación, afirman las grandes compañías. Siemens es la muestra de ello. Casi al mismo tiempo en que García entraba por la puerta del hotel Meliá de Sitges, donde el Círculo de Economía organiza sus jornadas empresariales, el presidente de la multinacional, Joe Kaeser, anunciaba que reducirá 11.600 empleos en todo el mundo para ahorrar 1.000 millones y mantener su viabilidad.

Deberes para el Gobierno

La participación de los gobiernos en crear un escenario más propicio para la industria va en otra dirección. “Tiene que rebajar los costes energéticos, disponer de un marco regulatorio adecuado y de calidad y ofrecer una formación cercana a la industria”, en palabras del consejero y director general del grupo Miquel y Costas, Jordi Mercader.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad