Las multas a las compañías tramposas se demoran hasta diez años 

stop

Competencia reconoce la dificultad para cobrar en un tiempo prudencial las sanciones impuestas a las empresas, que exprimen lo más que pueden la vía de los tribunales 

Economía Digital

Un concesionario de coches, el sector con las sanciones más altas impuestas por la CNMC en 2015
Un concesionario de coches, el sector con las sanciones más altas impuestas por la CNMC en 2015

Barcelona, 16 de febrero de 2016 (09:59 CET)

El regulador de la competencia en España tiene problemas para cumplir su función. Según reconocieron este lunes los responsables de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), son múltiples las dificultades para hacer efectivas las sanciones a las empresas que no cumplen las leyes del mercado. En especial, en lo que se refiere a los tiempos de cobro de las multas económicas.

De media, las compañías tardan en pagar entre seis y ocho años, aunque en ocasiones este periodo se alarga hasta los diez. El motivo son los continuos recursos que éstas presentan ante los tribunales hasta que la sentencia se convierte en firme e inapelable. Una circunstancia que disminuye el efecto disuasorio de las sanciones, según señaló el presidente del organismo, José María Marín Quemada.

250 firmas sancionadas

El balance del año de la CNMC refleja un total de 14 resoluciones contra 250 empresas diferentes, por la participación en cárteles bajo los que se fijaron precios, se hizo un reparto encubierto del mercado y se intercambió información sensible fuera de los márgenes de la ley.

Como resultado, las sanciones impuestas sumaron 506 millones de euros, muchas de ellas, como se ha apuntado, pendientes de recursos en los tribunales.

El ránking de los cárteles con las sanciones más altas lo lidera el formado por fabricantes y concesionarios de automóviles (184 millones), que acordaban los precios y descuentos a aplicar en los vehículos. En segundo lugar, las compañías de gestión de residuos (98 millones); y en tercero, el de las industrias lácteas (88 millones), por pactar el precio de la leche cruda a los ganaderos.

La televisión, en el punto de mira

Desde la CNMC también se señaló al reparto de canales de televisión en España como uno de los sectores más preocupantes. "Es una posición personal pero preferiría que ese duopolio no existiera", aseguró Marín Quemada.

En los últimos meses Competencia ha impuesto diversas multas a Mediaset y Atresmedia, los grandes dominadores de este mercado, por incumplir los compromisos pactados durante las recientes fusiones. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad