Las oficinas de Westwing España se quedan pequeñas por el éxito de ventas

stop

La plataforma de decoración, con más de un millón de usuarios, estudia ampliar sus oficinas y el almacén

Colección Memorias de África

01 de junio de 2014 (12:05 CET)

Dos años en el mercado español han sido suficientes para que Westwing hable de beneficios y ampliación de su espacio. Todavía no ha pasado ni una cosa ni la otra, pero parece que 2014 se presenta como un año clave para esta plataforma de decoración de origen alemán.





“Por el crecimiento de ventas, tenemos necesidades de ampliación de almacén y oficinas. Lo estamos estudiando, pero probablemente pasará este año”, explica el responsable y uno de los fundadores de la plataforma, Victor García.

Dos jóvenes emprendedores al frente de la filial

El club de ventas on line para los amantes de la decoración más exclusiva ya cuenta con poco más de un millón de socios en España. Los mismos que escogen entre más de 6.000 referencias semanales con descuentos que pueden alcanzar el 70%.

Si a ello le sumamos un crecimiento mensual de entorno al 25%, las oficinas centrales, en Barcelona, y el recién estrenado almacén en Zona Franca (también en la capital catalana) --inaugurado el julio de 2013--, se han quedado pequeños para tanta actividad.

En 2014 entrará en beneficios

Junto a Santiago Fisas, García probó suerte como emprendedor abriendo la filial española del club alemán en 2012. Desde entonces han formado un equipo de más de un centenar de trabajadores. Una plantilla que en los próximos meses podría superar las 150 personas.

García reconoce que en el momento en el que decidieron emprender sabían que había una oportunidad de negocio  pese a que “el modelo era arriesgado”. Pero las cifras de su éxito hablan por sí solas.

El año de su lanzamiento, la filial apenas facturó tres millones de euros. En el último ejercicio, la cifra ascendió a los 11 millones. Y al cierre de 2014, Westwing España prevé entrar en beneficios con un volumen de ventas que podría oscilar entre los 25 y los 30 millones de euros. Y todo ello, después de invertir más de cinco millones con el único objetivo de afianzarse en el mercado nacional.

La matriz facturó 175 millones

Del total de ventas, el 30% proviene de la aplicación móvil que lanzaron hace un año. Un grado de visitas que ni siquiera el propio equipo directivo se esperaba.

Pero este ritmo de crecimiento no es solo cosa de la filial española. La matriz, fundada en 2011 por Delia Fischer, cerró el último ejercicio con una facturación de 175 millones de euros. El club de decoración, presente en ocho países, vendía siete productos por minuto a sus más de 10 millones de usuarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad