Antenas de televisión. EFE

Las 'teles' se quejan al Gobierno por el plan de ayudas

stop

Uteca, la patronal de las televisiones privadas, ha afirmado que sigue sin conocer las condiciones para repartirse los 15 millones de ayuda

Madrid, 01 de abril de 2020 (21:14 CET)

Los polémicos 15 millones de euros que las televisiones de la TDT van a recibir de manos del Gobierno siguen sin contentar a la patronal. Uteca afirma que sigue a la espera de conocer las condiciones y qué canales podrán finalmente recibir la ayuda pública aprobada por el Consejo de Ministros.

El objetivo es “compensar una parte de los costes derivados de mantener durante un plazo de seis meses determinados porcentajes de cobertura poblacional obligatoria”, pero todavía se desconoce cómo se repartirá la adjudicación.

La situación es incierta porque, a pesar de que en un primer momento se pensó que los principales destinatarios serían Atresmedia y Mediaset, en la Televisión Digital Terrestre hay hasta 21 canales privados (excluyendo 7 que tiene RTVE), por lo que la cantidad final a repartir se diluye.

Desde Uteca recuerdan que quienes más necesidad tienen para estas ayudas son las pequeñas televisiones con menos audiencia. "Sean cuales sean finalmente los receptores, esta ayuda permitirá paliar, solo en una pequeña parte, la brusca y generalizada caída de la inversión publicitaria, pero no resolverá la delicada situación que atraviesan varios de los canales de televisión de los asociados con menor audiencia", afirman.

Además de Atresmedia, propietaria de Antena 3 y La Sexta, Uteca está formada por Kiss FM (Blas Herrero), Net TV, Real Madrid TV, Ten, Trece TV y Veo. Los siete asociados gestionan 14 canales gratuitos de Televisión Digital Terrestre, de los que varios están en pérdidas y con su situación agravada si la crisis se prolonga y la inversión publicitaria no se recupera.

Recortes en la publicidad del juego

Fuentes de la industria televisiva trasladan a Economía Digital malestar por las formas del Gobierno. El Ejecutivo ha lanzado una ayuda de 15 millones, muy criticada desde partidos como Vox, pero al mismo tiempo ha aprobado un recorte en la publicidad por el juego. 

Esta ayuda, recuerdan las mismas fuentes, puede ser inferior respecto al daño por la limitación de la publicidad del juego, un sector que deja aproximadamente 85 millones al año, es decir, unos 7 millones al mes. Por tanto, si el estado de alama dura dos meses, la reducción de la inversión de publicidad sería equivalente al total de la ayuda.

Hemeroteca

Mediaset Atresmedia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad