Las turbulencias de Codere se 'cobran' al director financiero

stop

El presidente del grupo de juego nombra a un sustituto sin convocar al consejo de administración

Ángel Corzo, nuevo director financiero de Codere

12 de julio de 2013 (19:55 CET)

El grupo de juego Codere sigue en horas bajas. El consejo de administración ha emitido un comunicado este viernes por la tarde en el que anuncia la dimisión del director corporativo económico financiero de la compañía desde agosto de 2012, Ricardo Moreno Warleta. Nombra como sustituto a Ángel Corzo, quien ya ocupó de forma provisional este puesto el año pasado.

Todo ello, por mandato del presidente de la compañía, José Antonio Martínez Sampedro, previo informe del comité de gobierno corporativo. Aunque el consejo de administración, el máximo órgano directivo del grupo, ni siquiera se ha reunido este viernes, informa Europa Press. El nombramiento se ha realizado por escrito y sin sesión.

Trayectoria

Corzo es uno de los ejecutivos más próximos a la familia Martínez Sampedro. Hasta la fecha, ocupaba el cargo de director adjunto a la presidencia. Su trayectoria en el grupo empezó en 2006, ha sido responsable en varios cargos de control y gestión de la empresa.

En el mismo documento remitido a los medios, la compañía atribuye la reununcia de Moreno Warleta a una decisión “de dedicar más tiempo a temas personales”. También señala que mantendrá relación con Codere, como asesor a tiempo parcial.

Refinanciación


La compañía del sector del juego fundada por los Martínez Sampedro en 1980 está en la cuerda floja. El auditor, PwC, añadió el martes pasado un párrafo en su auditoría en el que advierte de la “incertidumbre significativa sobre la capacidad del grupo para continuar con sus operaciones” en caso de que no lleguen a buen puerto “las iniciativas de refinanciación en curso”. Un torpedo en la línea de flotación de la empresa.

La negociación de los préstamos es muy compleja. Sobre todo tras la aparición a escena del fondo buitre Anchorage, quién declaró a principios de junio una participación del 4% en la compañía. Los estadounidenses son conocidos por su agresividad a la hora de hacerse con paquetes significativos de compañías con problemas de refinanciación para quedarse, a través de esta operación, con el control accionarial. Ya ocurrió con La Seda de Barcelona (en concurso de acreedores) y en la compañía de los Martínez Sampedro se han disparado las alarmas.

Junta en agosto

De forma paralela, la cúpula de Codere intenta aprobar las cuentas consolidadas del ejercicio 2012 como sea. Ha convocado en agosto una junta de accionistas para ratificar el punto del orden del día que quedó sobre la mesa en la asamblea de junio.

Esta decisión ya ha sido muy criticada. El período vacacional propicia un quórum limitado que facilitará el ansiado visto bueno de la dirección que no consiguió en junio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad