Una tienda Lidl. Foto: Lewis Clarke/CC0 by 2.0

Lidl estrena la venta online en España (pero va más lento que Mercadona)

stop

Lidl estrena su tienda online en la Comunidad de Madrid, limitada a artículos de moda, hogar y ocio

Barcelona, 20 de agosto de 2018 (14:10 CET)

Lidl dejará de ser una excepción entre las cadenas de supermercados. La compañía alemana ha lanzado este lunes su tienda online, que se estrena en pruebas y por el momento solo funciona en la Comunidad de Madrid.

La geográfica es una de sus debilidades, que comparte con Mercadona, que solo vende en la Comunidad Valenciana aunque ya se prepara en Madrid y Barcelona. Pero tiene otra: el portal de venta de Lidl no incluirá productos de alimentación, que representan el mayor porcentaje de cuota de mercado de la empresa.

El grupo comercializará a través de su nuevo portal de venta online productos de bazar como ropa, pequeños electrodomésticos, herramientas y utensilios de cocina. El precio de los artículos será el mismo que si se compraran en las tiendas físicas y el coste de envío es de 3,99 euros por pedido, con independencia del importe de la compra o del total de productos adquiridos.

En concreto, Lidl venderá sus productos de marca blanca de las enseñas de moda Esmara o Crivit, Silvercrest de menaje de cocina y Parkside y Florabest de herramientas. La intención de la empresa es testar la venta online en la región madrileña con el objetivo de extender en un futuro este servicio a otras zonas del país, para lo que no se marca una fecha concreta.

La nueva tienda online de Lidl entra a competir con empresas como El Corte Inglés y Carrefour, pero todavía no con la venta por internet de Mercadona o DIA, que venden productos de alimentación. La cadena alemana renuncia por el momento a vender alimentos para evitar encarecer los costes.

Lidl ya vendía saldos de bazar por internet

Los pedidos por internet de Lidl se centralizarán en un almacén especial en Seseña (Toledo), mientras que Seur se encargará de la mensajería. España será el quinto país donde la cadena de supermercados se lanza a vender online, tras Alemania, Holanda, Bélgica y la República Checa.

Lidl ya había flirteado con la venta online a través de su portal de últimas novedades, donde vendían restos de promociones de productos de bazar. La venta online es un reto logístico para los grandes grupos del sector. El líder en España, Mercadona, implantó en junio su nuevo modelo de venta online en Valencia y ultima su salto online en Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad