Lío de TV3 con el tesoro británico que cuesta el puesto al corresponsal en Londres

stop

PROBLEMAS FISCALES

Imagen del edificio de TV3 en Sant Joan Despí

Barcelona, 03 de noviembre de 2015 (23:00 CET)

El periodista Carles Costa, la cara de TV3 en Londres, que con anterioridad había sido corresponsal de la cadena pública catalana en París, ha dejado su puesto en la capital británica de forma repentina.

La causa, según fuentes no oficiales consultadas por ECONOMÍA DIGITAL, es un problema derivado de las liquidaciones del IRPF al tesoro británico. En ningún caso se trata de una cuestión profesional.

La cadena pública no ha justificado el abandono de Costa en una labor en la que ha permanecido diez años. Su adiós a Londres lo ha anunciado en una serie de tuits, el primero de los cuales colgó en su cuenta el viernes pasado.

El comentario rezaba: "Las vueltas que da la vida. En dos segundos puedes pasar del todo a la nada. Y no tener ni derecho a réplica".

Apoyo de los colegas

A tan enigmática observación se añadió, ayer, otra en que Costa afirmaba: "Las etapas no siempre se acaban cuándo ni cómo uno quisiera. Después de diez años dejo de ser corresponsal de TV3. Ha sido genial. ¡Gracias!"

A partir del momento en que la noticia ha circulado, en el timeline de su cuenta se han multiplicado los mensajes de agradecimiento por parte de numerosos colegas.

Las fuentes consultadas indican que el tesoro británico habría reclamado a Costa liquidaciones de los impuestos derivados de su actividad profesional en el Reino Unido. Un error burocrático e involuntario. El caso es que la tributación es distinta cuando transcurren cinco años de trabajo en el país.

TV3 repite el error

Las empresas españolas, en este caso TV3, deben adaptarse a la nueva situación. El error es de la empresa, pero el responsable legal es el trabajador.

La hacienda británica reclamaría la totalidad de esas aportaciones no satisfechas, más las correspondientes multas. A TV3 ya le ocurrió con su corresponsal en Israel, Albert Elfa. Y otros medios españoles también han padecido problemas similares en el Reino Unido.

TV3, en todo caso, busca acomodar ahora a toda prisa a Costa en Barcelona. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad