Llega el LCS-16, el nuevo DIU menos hormonado y que caduca en cinco años

stop

TESTADO EN 1.500 MUJERES

Un dispositivo intrauterino (DIU) de cobre

desde Madrid, 20 de noviembre de 2015 (15:41 CET)

El LCS-16, la nueva T intrauterina, está a punto de llegar al mercado para competir entre los dispositivos DIU, el método anticonceptivo reversible más utilizado en el mundo, por unos 170 millones de mujeres, el 70% chinas.

Los tests realizados por la farmacéutica alemana Bayer entre 574 mujeres nulíparas y 878 que han parido al menos en alguna ocasión, tanto en Estados Unidos como en países de la Unión Europea, han demostrado que el nuevo dispositivo intrauterino resulta mucho más eficaz que los comercializados hasta ahora.

Tolerancia y rápida fertilidad tras su retirada

Además de una efectividad de casi el 99% de efectividad en la prevención del embarazo, se ha comprobado su buena tolerancia en todas las mujeres sometidas a estas pruebas, tanto las más jóvenes como las de mayor edad y hubieran o no sido madres. Otro aspecto de las bondades del nuevo DIU reside en el rápido retorno a los niveles habituales de fertilidad tras su eliminación.

Tras el éxito de los análisis efectuados a estas casi 1.500 mujeres, Bayer ha presentado una solicitud de autorización para comercializar el nuevo LCS-16. Un pequeño dispositivo en forma de T de plástico flexible que, una vez colocado en el útero, se libera una dosis baja de la hormona progestágeno levonorgestrel con eficacia garantizada durante un máximo de cinco años, aunque se puede quitar en cualquier momento.

Adversidades

Los análisis previos realizados por Bayer han demostrado que el uso del LCS-16 ha reducido notablemente las adversidades más comunes que lleva aparejadas el uso de otros de los dispositivos intrauterinos comercializados hasta ahora, como los embarazos ectópicos (fuera del útero), la enfermedad inflamatoria pélvica, la expulsión del dispositivo desde el útero o la perforación uterina.

Otra de las ventajas del nuevo DIU, además de la menor dosis de hormona segregada, es que está fabricando en plástico, y no en cobre, como muchos de los que se comercializan, en los que se ha detectado una minúscula cantidad de níquel. Metales que, en algunos casos, han sido causantes de episodios alérgicos en forma de dermatitis o urticarias.

200 euros

Un nuevo DIU hormonal que se uniría a otros dos (Mirena y Jaydess) que, también fabricados por Bayer, se venden en España. En algunas comunidades autónomas, la Seguridad Social lo financia en su totalidad, en otras, el Estado cubre la implantación y las revisiones periódicas que se realicen, pero hay que comprar el dispositivo que, en el caso de los de plástico, como el nuevo LCS-16, cuesta entre 150 y 200 euros, cuatro veces más caro que los fabricados en cobre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad