Los altos ejecutivos empresariales esquivan la crisis

stop

La remuneración de los dirigentes crece por encima de los resultados o se compensa con seguros y planes de pensiones

Rodrigo Rato

24 de febrero de 2011 (19:42 CET)

La crisis económica afecta menos a las cúpulas de las grandes empresas españolas. En un momento de gran sensibilidad en España por la situación de crisis y los casi 4,5 millones de parados, en el ámbito de la alta dirección hay un poco de todo si se analizan las retribuciones percibidas por los líderes del management en 2010. Unas veces los resultados se disparan y las retribuciones crecen menos en términos proporcionales y, en otros casos, las empresas se ven obligadas a recurrir a ayudas públicas mientras los directivos bracean en buscando de sus “bonus”. La salida de Fernando Casado de la presidencia de Catalunyacaixa por discrepancias salariales abrió un debate que ahora se completa con los salarios declarados por los ejecutivos el pasado año.

Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, ha sido uno de los damnificados por la situación. La entidad, que ha pedido ayudas públicas al FROB para sanear su balance, frenó un bonus de 25 millones que pretendía cobrar el anterior presidente, Miguel Blesa. La medida afectó a otros nueve altos directivos de la caja madrileña. Rato estuvo de acuerdo con esa decisión ejemplarizante. Pero no podía pensar que también acabaría afectándole.

El Banco de España se interesó por el caso y envió un requerimiento a la entidad en el que sugería que redujese un 20% el complemento variable que tenía que cobrar la alta dirección, entre ellos Rato. Curiosamente en 2010, periodo al que correspondía el recorte, los resultados de la caja hacían posible cobrar, mientras que en 2009 la caída de beneficios fue muy cuantiosa y no obstante, Blesa intentó llevarse su parte de los 25 millones.

La reducción de sueldo de Rato no se conoce, porqué la política de la caja madrileña tiene como característica no revelar las retribuciones de su presidente. Lo que sí se sabe es que el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional cobrará un 20% menos de la parte variable, igual que el resto de directivos de la entidad que preside.

En La Caixa, hasta que se universalizaron las normas de responsabilidad social corporativa, tradicionalmente el sueldo de su presidente era un secreto bien guardado. Ahora se conoce un dato: Isidro Fainé habría recibido 2,69 millones por ejercer este cargo, aunque el directivo está retribuido por su pertenencia a otros muchos consejos en los que representa los intereses de la entidad, como Telefónica, Repsol o Abertis, entre otros.

Abertis


Abertis ha reconocido en su memoria corporativa que sus dos máximos ejecutivos, Salvador Alemany y Francisco Reynés, presidente y consejero delegado, han cobrado de la entidad un global de 3,35 millones de euros, lo que implica un aumento del 9% en comparación a la remuneración de 2009.

Estos dos ejecutivos percibieron pues, el 61,8% de la remuneración total que Abertis abonó a todo su consejo de administración el pasado año, un total de 5,41 millones, un 5,4% menos que en 2009. Si se analiza en bruto se puede observar como a pesar de que el grupo aumentó su beneficio un 6,1% las remuneraciones de sus directivos crecieron un 9%
En cuanto a los 13 consejeros con carácter de externos dominicales (entre los que figuran Florentino Pérez, Ricardo Fornesa e Isidro Fainé) percibieron un total de 1,657 millones de euros, un 26,3% menos.
Por lo que se refiere a la alta dirección de Abertis, los nueve miembros que la integran percibieron un total de 3,397 millones de euros en 2010, frente al monto de 5,7 millones que el grupo abonó en 2009 a los entonces catorce integrantes de este colectivo.

Gas Natural tuvo unos beneficios de 1.201 millones, sólo el 0,5% más. Pero sus principales directivos siguieron cobrando sueldos poco accesibles al común de los mortales: el presidente, Salvador Gabarró, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, se repartieron 3,8 millones de euros y todo el consejo de administración cobró en conjunto 6,523 millones. En este equipo están Miquel Valls, presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona; Juan Rosell, presidente de la CEOE; Felipe González, expresidente del Gobierno y Antoni Brufau.

Repsol y Brufau


El presidente de Repsol, Antoni Brufau, habría ganado este año unos 7 millones de euros. La cifra es importante, pero si se tiene en cuenta que la sociedad triplicó beneficios, la cuenta podría ser otra. En concreto, Brufau, ganó 172.287 euros por su pertenencia al consejo de Repsol y otro tanto por formar parte de la comisión ejecutiva, lo mismo que el año anterior. Además, por desempeñar sus responsabilidades ejecutivas, el directivo ha recibido una remuneración monetaria fija de 2,31 millones (2,625 millones en 2009). A esa cifra se ha de sumar 1,62 millones de la remuneración en especie (viviendas y otros), la paga variable anual y la paga variable plurianual, esta última fijada por la consecución de los objetivos del programa de incentivos a medio plazo del periodo 2006-2009. En este último caso, la retribución se ha disparado un 64% debido a la mejora de resultados. Brufau cobró además 78.981 euros por su pertenencia al consejo de YPF y otros 265.650 del consejo de Gas Natural, una cifra ligeramente superior a la del año anterior.

Eso suma 4,62 millones de euros entre fijo y variable, en metálico y en especie, un 7,7% más que en 2009. Además, Repsol ha destinado otros 2,49 millones a las pólizas de seguro por jubilación, invalidez y fallecimiento y por aportaciones a planes de pensiones y premios de permanencia, una cifra levemente superior a los 2,47 millones de 2009. La cifra total, así, es de 7,11 millones de euros, con un aumento del 5%.

Iberdrola


Por su parte, del informe anual de gobierno corporativo de Iberdrola se deduce que el presidente, Ignacio Sánchez Galán, cobró 5,228 millones de la matriz y 119.000 euros de una de sus filiales (Iberdrola Renovables), lo que suma 5,347 millones. La cifra es ligeramente superior a los 5,342 millones (5,214 millones de la matriz y 128.000 euros de filiales) del año anterior.
Además, Galán recibió 613.837 acciones de Iberdrola Renovables, valoradas a precio de mercado en 1,614 millones de euros. Con ello, la retribución total fue de 6,96 millones. Esa cifra no incluye la parte de bonus plurianuales que se hayan ido devengando, pero que aún no se han pagado.
En 2009 Galán recibió 3,049 millones de euros de "gratificación por consecución de objetivos de planes estratégicos plurianuales y situaciones excepcionales y puntuales". Iberdrola cerró el año pasado con un ligero aumento de los beneficios.

Enagás, seguros y plan de pensiones


Por su parte, el consejo de administración de Enagás congeló durante 2010 por segundo año consecutivo la retribución de su presidente, Antoni Llardén, así como de la alta dirección y de los vocales del propio órgano rector.
Según consta en el informe de gobierno corporativo, Llardén recibió durante el pasado año una retribución de 1,6 millones de euros, así como 924.000 euros por un incentivo plurianual.

El presidente de la empresa, dispone además de un seguro de vida cuya prima correspondiente a 2010 fue de 68.000 euros. Además, se aportaron 10.000 euros a su plan de pensiones.

Los 16 consejeros de Enagás recibieron en total una retribución de 2,71 millones durante el año, lo que equivale al 0,8% del beneficio, mientras que los miembros de la alta dirección ingresaron por este concepto 2,44 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad