Los beneficios de Grífols bajan un 8% el primer trimestre por la compra de Talecris

stop

FARMACÉUTICAS

Víctor Grífols, en el centro, presidiendo la Junta

05 de mayo de 2011 (19:46 CET)

El primer trimestre del año no ha sido malo para Grífols, el grupo de hemoderivados catalán ha conseguido aumentar su facturación un 10% hasta los 261,4 millones de euros. Pero la operación de compra de la compañía estadounidense Talecris ha recortado los beneficios obtenidos el 7,9% respecto al mismo período del año anterior y sitúa la cifra de ganancias en 33,6 millones. Asimismo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) es de 64,8 millones, el 10,2% menos que en 2010.

Más del 75% de la facturación de la multinacional se produjo en los mercados internacionales, especialmente Estados Unidos. Allí ha crecido la actividad el 24,8% hasta los 88,2 millones de euros. En Europa, donde se generan el 44,3% de los ingresos, las ventas crecieron el 6,4% durante el primer trimestre y se situaron en 115,9 millones de euros. El resto de la facturación, cerca del 20%, viene de otras áreas como Latinoamérica o la zona de Ásia y el Pacífico, donde Grífols “continua” el proceso de expansión, tal como explican desde el grupo.

Con todo, la deuda neta de la empresa catalana se sitúa en 654,6 millones de euros. Hasta marzo de 2011 la plantilla se situó en 6.109 trabajadores, 141 más que el año pasado.


En cuanto a proyectos futuros, a principios de año se empezó a construir la nueva planta de fraccionamiento de plasma de Parets del Vallès, un centro que entrará en funcionamiento en 2014 y doblará la actividad en España. Grífols podrá fraccionar 6,3 millones de litros de plasma en 3 años frente a los 4,3 actuales. También se ha anunciado la inauguración de la Academia Grífols en España “en los próximos meses”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad