Los concursos de Nueva Rumasa se reparten por juzgados de cinco comunidades

stop

Los Ruiz-Mateos intentan evitar la entrada en concurso de acreedores en instancias de Madrid, Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Baleares

21 de febrero de 2011 (19:30 CET)

Los expedientes de los procedimientos preconcursales solicitados por Nueva Rumasa para diez de sus mayores empresas están repartidos por juzgados de cinco comunidades autónomas. La familia Ruiz-Mateos ha solicitado un plazo de unos cuatro meses para renegociar las deudas que acarrean (triplican su patrimonio neto) ante diferentes instancias de Madrid, Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Baleares.

En concreto, los expedientes de la empresa láctea Clesa y del club Rayo Vallecano han sido derivados a los juzgados de lo Mercantil número 6 y número 3 de Madrid, respectivamente. En Andalucía, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada ha emitido ya el auto de admisión del preconcurso de la alimentaria Dhul y la comunicación de Bodegas Garvey ha entrado en el registro y será derivada previsiblemente esta misma semana al Juzgado de lo Mercantil de Cádiz número 1. También se prevé que el expediente de la división hotelera Hotasa entre en los juzgados de Málaga en los próximos días, tal como ha informado Europa Press.

En Extremadura se resolverá el expediente de Carnes y Conservas Españolas (Carcesa), al tener su domicilio social en esta comunidad autónoma. Lo mismo que ocurrirá con Queserías Menorquinas en Baleares y con Elgorriaga, Trapa e Hibramer en diferentes instancias de Castilla y León.

Pequeños acreedores


Desde el grupo de abogados de Legalitas recuerdan que en el caso que Nueva Rumasa no llegue a un acuerdo con los principales acreedores (Santander y Banesto) y se tramite un concurso “se desarrollaría en un solo juzgado, seguramente en Madrid donde tienen la sede social de la empresa principal”.

Muchos de los pequeños acreedores han acudido a ellos para pedir información sobre su situación actual, “como ha pasado con otros grandes concursos como los de viajes Marsans”, han explicado a Economía Digital fuentes de la compañía. Con todo, han pedido “mucha prudencia” ante las afirmaciones que no se van a cobrar los pagarés. “Tenemos constancia que los pequeños acreedores están recibiendo lo pactado en su contrato y no se puede decir que no van a recuperar su dinero”.

Su recomendación es clara: “Que sigan atentos a cómo evoluciona el preconcurso. Es muy mediático. Por lo tanto, en tres meses sabrán si se consigue un pacto o no”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad