Los directivos también pueden (y deben) progresar y aprender 

stop

ADAPTACIÓN A LOS NUEVOS PERFILES DE DIRECCIÓN

Las exigencias en los puestos directivos han variado en los últimos años

en Barcelona, 04 de mayo de 2015 (14:26 CET)

En un mercado como el actual, las carreras profesionales son cambiantes y, en ocasiones, imprevisibles. También las de los altos directivos. En este contexto, la multinacional especializada en consultoría de recursos humanos MOA BPI group, acaba de lanzar un programa denominado Plan de Acción Executive Career Transition (ECT).

El proyecto está dirigido a consejeros delegados, directores generales y directores técnicos que busquen mejorar sus competencias o acceder a puestos más relevantes. El responsable en España y Portugal de la compañía, Juan José Berbel, ha explicado hoy que este programa no pretende ser "una agencia de colocación" de altos cargos de empresas, sino un "programa pensado para el desarrollo profesional de los directivos".

Un proceso, eso sí, que puede acabar con el profesional en la misma posición que ocupaba al inicio, con un cambio de compañía o con un recolocación dentro de la empresa, tanto a nivel nacional como internacional.

Programas en EEUU

En este sentido, Berbel ha explicado que una de las particularidades de este programa es que los candidatos tendrán acceso a ofertas en el extranjero y a la cartera de clientes que la consultora tiene en los 40 países en los que trabaja. También ha destacado que la coyuntura actual, en la que cada vez son más frecuentes las fusiones o las adquisiciones de compañías, este tipo de servicios será cada vez más demandado por directivos y empresas.

El ECT se ha iniciado en España con 30 candidatos que ocupan altos puestos de dirección. Una cifra que se prevé ir aumentando a medida que se dé a conocer el programa y éste vaya adaptándose a un mercado como el español. Hay que tener en cuenta que este plan de acción ha sido importado directamente de Estados Unidos, donde "los perfiles con una remuneración superior a 250.000 dólares han visto cumplidas sus expectativas en cinco meses", según señala MOA BPI.

Cambios en el perfil de dirección

Como elemento innovador del programa, la consultora ha destacado que los directivos reciben "un tratamiento individualizado, exclusivo y a medida", a partir de las necesidades del cliente. En esta línea, Juan José Berbel ha destacado los cambios que se han producido en los últimos años en cuanto a las exigencias y el tipo de trabajo desarrollado por los puestos de dirección. Sobre todo en el ámbito de la comunicación interna y externa de la firma, la interrelación con sus empleados y la colaboración con directivos dentro de la empresa.

¿Pero se trata de un servicio dirigido exclusivamente a profesionales? Desde MBI Group destacan que este tipo de programas será cada vez más demandado por las empresas "interesadas en retener talento y hacerlo crecer", a pesar de que este plan puede acabar con el directivo fuera de la firma. Para ello, Berbel ha explicado que se deben combinar tanto "las necesidades de la empresa como las del trabajador", en un equilibrio no siempre sencillo.

La empresa especializada en recursos humanos ofrece a sus clientes una metodología de medición de resultados (también personalizada), que permite "parte del retorno de la inversión hecha" si el programa no tiene éxito. El plan de acción también incluye un seguimiento de la adaptación al nuevo puesto de trabajo del directivo, en los casos en los que éste efectivamente cambia de posición.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad